Estados Unidos respondió a un ataque con cohetes contra una base militar en Irak. (AP)

Las inmediaciones de la Embajada de Estados Unidos en Bagdad amanecieron este jueves en calma y bajo fuertes medidas de seguridad, después de que los seguidores y miembros de la milicia Multitud Popular, integrada principalmente por chiíes y que el martes asaltaron el lugar, se retiraron ayer de la zona.

Un gran número de miembros de las fuerzas de seguridad iraquíes encargadas de proteger la Zona Verde, donde se ubican embajadas y edificios gubernamentales, permanecen desplegadas alrededor de la Embajada estadounidense, informó a Efe una fuente del Ministerio de Interior que pidió el anonimato.

Según su relato, la propia embajada, que ha suspendido sus servicios consulares hasta luego aviso, también reforzó su seguridad y al menos un helicóptero Apache ha aterrizado en su tejado en las últimas horas.

Sin embargo, la situación es "tranquila" y no hay manifestantes en la zona, detalló la fuente.

El pasado día 27, un contratista estadounidense murió en un ataque con cohetes contra una base militar en el norte de Irak, a lo que Washington respondió responsabilizando a la milicia chií Kata'ib Hizbulá (KH) de los últimos ataques perpetrados contra sus instalaciones en el país.

El Pentágono informó el domingo que, en respuesta al atentado que acabó con la vida del contratista e hirió a varias personas más, había llevado a cabo "ataques defensivos" en Irak y Siria contra KH, que causaron la muerte de al menos 25 personas, de acuerdo con las milicias Multitud Popular.

A su vez, cientos de simpatizantes del grupo armado principalmente chií asaltaron el martes la Embajada estadounidense en la capital iraquí, un ataque que culminó anoche con su retirada del área en cuestión.


💬Ver 0 comentarios