La pena por este tipo de delitos en España va de 3 a 6 años de cárcel, y además se cobra una multa. (EFE)

Este último sábado, la tradicional carrera de ciclismo Vuelta a España festejó la octava etapa, entre Valls e Igualada ( Barcelona). Cuando faltaba un kilómetro (0.62 millas) para el final, las cámaras de televisión hallaron de casualidad una plantación ilegal de marihuana.

La retransmisión de TVE (televisión española) enseñaba a vista de pájaro el transcurrir del final de la carrera cuando, en el tejado de un bloque de viviendas de la calle Lleida, se distinguían varias plantas que resultaron ser de marihuana, según el Diario Ara.

El periódico catalán explica que este martes, tres días después de que se mostraran las imágenes por televisión, los Mossos d'Esquadra (Policía) decomisaron 40 plantas de marihuana en lo alto del edificio de Igualada.



Al parecer, la operación de los cuerpos de seguridad llevaban ya un tiempo monitoreando la propiedad e incluso algunos vecinos habían dado la voz de alarma sobre la plantación.

Todavía no hay detenidos y se cree que los responsables escaparon al ver que el vídeo de su azotea se viralizó en las redes. La pena por este tipo de delitos en España va de 3 a 6 años de cárcel, y además se cobra una multa.

Fueron pocos los televidentes que advirtieron que en la terraza de uno de los edificios, que estaba junto al trazado de la carrera, había una plantación de marihuana. Uno de ellos, retrocedió la imagen, y lo filmó.

La Vuelta de España se celebra desde 1935 y sus únicas suspensiones fueron a causa de la Guerra Civil, la Segunda Guerra Mundial y debido a la crisis económica que vivió el país a principios la década del 50.


💬Ver 0 comentarios