Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En las regiones mineras el gobierno entregará dinero para mitigar el impacto económico de la nueva política. (AP)
En las regiones mineras el gobierno entregará dinero para mitigar el impacto económico de la nueva política. (AP)

Berlín, Alemania — Las autoridades alemanas acordaron un plan para cerrar las centrales eléctricas que trabajan con carbón entre mediados y finales de la década de 2030, según dijo el gobierno el jueves.

Un comité nombrado por el Estado recomendó hace un año que Alemania dejara de quemar carbón para producir electricidad como tarde en el 2038, dentro de sus esfuerzos para combatir el cambio climático.

Sin embargo, los esfuerzos por aplicar la recomendación se han estancado en los últimos meses. Algunas zonas, especialmente en el menos próspero este de país, dependen mucho de la minería de lignito, un tipo de carbón.

El gobierno federal y los gobernadores de los estados afectados acordaron una “ruta hacia el cierre” de las centrales de carbón en una reunión que terminó el jueves de madrugada, según dijo el gobierno en un comunicado.

En 2026 y 2029 se harán revisiones para determinar si Alemania puede abandonar la generación de electricidad a partir de carbón para 2035, tres años antes del plazo final. En un primer momento no había detalles disponibles sobre el proyecto.

Alemania obtiene más de un tercio de su electricidad quemando carbón, lo que genera una gran cantidad de gases de efecto invernadero que contribuyen al calentamiento global.

El gobierno federal ya ha aprobado un plan para acelerar hasta 40,000 millones de euros para 2038 que suavicen el impacto en las regiones mineras. Ese dinero debería empezar a llegar una vez el parlamento apruebe la legislación que fije las fechas y términos del abandono del carbón en Alemania.