Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Algas marinas crecen en carretes de cordeles en un acuario en un laboratorio de la Universidad de Nueva Inglaterra en Biddeford, Maine, el 4 de noviembre de 2015. (AP)
Algas marinas crecen en carretes de cordeles en un acuario en un laboratorio de la Universidad de Nueva Inglaterra en Biddeford, Maine, el 4 de noviembre de 2015. (AP)

PORTLAND, Maine - El negocio del alga marina en Maine ha crecido como maleza en los últimos años, sus partidarios lo consideran un "súper alimento" y un generador económico para el estado rural, pero la industria ahora enfrenta nuevas restricciones.

💬Ver comentarios