Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

CIUDAD DEL VATICANO - Lo suyo es el fútbol, pero no se extrañe si ve al papa Francisco luciendo una gorra de béisbol.