Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Miembros de las Fuerzas de Seguridad se reflejan en la fachada del dañado hotel Kingsbury, este lunes. (AP)
Miembros de las Fuerzas de Seguridad se reflejan en la fachada del dañado hotel Kingsbury, este lunes. (AP)

El presunto líder del grupo insurgente al que las autoridades de Sri Lanka culpan de una cadena de ataques el Domingo de Pascua murió en una explosión en el hotel Shangri-La, uno de los seis hoteles e iglesias que fueron escenario de una masacre que se cobró al menos 250 vidas, dijo la policía el viernes.