(semisquare-x3)
Amy Klobuchar. (Agencia EFE)

En medio del debate en el Congreso por la inclusión de la isla en el nuevo proyecto de asistencia por desastres, la senadora y aspirante a la presidencia de Estados Unidos, Amy Klobuchar, viajó a Puerto Rico para palpar de primera mano la necesidad de los fondos que el actual inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump le quiere negar a los puertorriqueños.

Tras una reunión con el gobernador Ricardo Rosselló Nevares en La Fortaleza, Klobuchar describió las necesidades que continúan sufriendo los puertorriqueños a casi 20 meses del azote del huracán María como un asunto de “derechos humanos” que no puede ser echado a un lado por Trump.

“Vine porque este es un momento importante para Puerto Rico en términos del financiamiento de la recuperación. Hay una gran cantidad de personas en Washington que quieren ayudar y ven esto como un asunto de derechos civiles. Son sobre tres millones de ciudadanos estadounidenses que viven aquí”, dijo Klobuchar en una corta entrevista con El Nuevo Día.

“Queremos llevarnos las historias sobre la recuperación. A pesar de lo que dijo el presidente en un evento político en Florida, ese dinero no ha sido gastado aquí”, añadió en alusión al argumento falso de Trump de que las autoridades federales le habían dado a Puerto Rico $91,000 millones para la recuperación por los huracanes Irma y María. Los cálculos de La Fortaleza apuntan a que el gobierno federal ha desembolsado aquí, unos $11,200 millones por la emergencia.

La funcionaria se mostró confiada en que se llegará a un acuerdo con la asignación adicional de fondos para la recuperación puesto que muchas personas en diversas partes de los Estados Unidos están preocupadas por la repartición de este dinero para la recuperación y los demócratas se han mantenido unidos y firmes defendiendo a Puerto Rico.

“Este es un sitio donde 3,000 personas murieron, que no pudieron prender las luces por más de 300 días”, añadió al hacer alusión a las demoras en la estabilización del país.

La senadora demócrata por el estado de Minnesota reconoció que en el pasado los temas asociados a Puerto Rico solían estar rezagados en las discusiones del Congreso. Sostuvo, sin embargo, que con Trump en la Casa Blanca la situación ha sido peor porque él ha usado la recuperación de Puerto Rico como un tema divisivo entre los republicanos y los demócratas.

“Trump usa la tarima para buscar votos de un por ciento de estadounidenses diciendo cosas que no son ciertas e inventando argumentos para echarle la culpa a los demás”, sostuvo.

Indicó que, pese a los esfuerzos de la Casa Blanca de bloquear cualquier asignación para Puerto Rico, algunos republicanos, especialmente los provenientes también de zonas que sufrieron devastaciones recientes, han apoyado la asignación de fondos para Puerto Rico.

“El punto que hacemos es que no se puede dejar a Puerto Rico fuera de la ecuación”, sostuvo Klobuchar quien se describió como una gran fanática del pelotero boricua Eddie Rosario, quien viste el uniforme de los Gemelos de Minnesota.

El nuevo proyecto de asistencia por desastres fue aprobado el viernes por la Cámara de Representantes de EE.UU. con el apoyo de la delegación demócrata y 34 republicanos que desafiaron al presidente Donald Trump. La noche antes, el presidente había exhortado a los republicanos en la Cámara a “mantenerse unidos” y votar en contra de la legislación.

La iniciativa asigna $19,100 millones principalmente para los desastres ocurridos en el 2018 y el 2019. El proyecto incluye, sin embargo, unos $600 millones en fondos de asistencia alimentaria para Puerto Rico y restablece la dispensa en el pareo de fondos para tener acceso a los reembolsos de FEMA por trabajos de emergencia y recogido de escombros tras el huracán María.

También la legislación incluye $25 millones para ayudar con la restauración del Caño Martín Peña y $5 millones para financiar un estudio sobre el impacto de la ayuda nutricional de emergencia.

Decisión clara

Por otro lado, la aspirante a la presidencia estadounidense limitó sus expresiones sobre el dilema del status político de la isla al señalar que “Puerto Rico debe plasmar clara su postura en torno a la estadidad y el Congreso debe tomar una decisión al respecto”. No mencionó otras alternativas de status.

La senadora, sin embargo, se mostró más entusiasmada en hablar sobre el “trato justo” que merecen puertorriqueños dentro de la política estadounidense y sobre cómo reconstruir, no solo la infraestructura de Puerto Rico, sino la economía a través de industrias como el turismo, la robótica, la agricultura, entre otras. Sobre las restricciones al comercio marítimo que imponen las leyes de cabotaje dijo que examinaría el asunto.

“¿Por qué los puertorriqueños demócratas deben apoyarla en un proceso de primarias presidenciales?”, se le preguntó.

“He defendido los asuntos de Puerto Rico. He procurado no solo para la recuperación tras el desastre en Puerto Rico sino para el mejoramiento del trabajo de nuestro país con la isla. También creo en una economía fuerte y la forma de alcanzar eso es invirtiendo en la educación y mirando al futuro. Puerto Rico está en una posición única, en parte por el huracán y en parte porque tienen la capacidad de reconstruir una nueva economía con nueva energía. Soy una gran fanática de las fuentes de energía renovables”, dijo.

Rosselló Nevares, por su parte, destacó que Klobuchar ha sido una luchadora de los derechos civiles y una de las principales voces en el Congreso en contra del cambio climático, cuyos efectos ya se experimentan en Puerto Rico.

“Creo que su liderato y su voz aquí es una señal enorme de que ella cree en los ciudadanos de Puerto Rico y como gobernador estoy agradecido por su visita y su apoyo en los asuntos de Puerto Rico”, sostuvo.

La senadora tenía previsto hoy visitar una escuela en Cupey y las comunidades del Caño Martín Peña.


💬Ver 0 comentarios