Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En una declaración que publicó “Democracy Now”, Desmond Tutu criticó que corporaciones hayan retirado su auspicio o participación en el Desfile. (horizontal-x3)
En una declaración que publicó “Democracy Now”, Desmond Tutu criticó que corporaciones hayan retirado su auspicio o participación en el Desfile. (Archivo/EFE)

Washington - El arzobispo sudafricano Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz de 1984, envió ayer un mensaje de solidaridad al ex prisionero político Oscar López Rivera, de cara a su participación el domingo en el Desfile Puertorriqueño de Nueva York.

En una declaración que publicó “Democracy Now”, Tutu criticó que corporaciones hayan retirado su auspicio o participación en el Desfile.

“Si los sudafricanos y la gente de la diáspora africana hubiese permitido que otros determinaran a quienes abrazamos, (Nelson) Mandela seguiría en la cárcel y habría sido negado la estatura que le dimos y que él merecía”, indicó Tutu.

El reverendo Tutu, ya jubilado, recordó que aún después de ser elegido presidente, a Mandela se le mantuvo en el listado de personas que Estados Unidos consideraba un terrorista.

Tutu fue una de las voces más prominentes en respaldar la excarcelación de López Rivera, quien estuvo casi 36 años en prisiones estadounidenses tras ser convicto por “conspiración sediciosa” debido a sus vínculos con las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

“Después de tantas oraciones y peticiones, yo -y muchos de mis colegas Nobel de la Paz y de mayor rango, de todos los rincones del mundo- estuvimos encantados de conocer la decisión del presidente Obama de conmutar la sentencia de Oscar López Rivera, anunciada durante su última semana en el cargo”, indicó Tutu.

El Desfile Puertorriqueño de Nueva York le otorgó a López Rivera el premio “Prócer de la Libertad”, lo que generó una campaña de oposición de parte de víctimas del ataque de las FALN a la Fraunces Tavern, de grupos conservadores y sectores estadistas puertorriqueños.

En medio de la campaña, la mayoría de los auspiciadores decidió no participar del desfile de este año. Otros, como Goya, quitaron también este año su respaldo a los programas educativos y culturales del Desfile.

Hace unos días, López Rivera declinó el homenaje y dijo que marchará el domingo como “humilde puertorriqueño”, al exhortar a celebrar el trabajo de la diáspora, los que lucharon por su excarcelación y se enfrentan a la crisis fiscal y de deuda pública en la Isla.

El ex prisionero político ha insistido en que no tuvo nada que ver con el ataque al restaurante Fraunces Tavern, ocurrido el 24 de enero de 1975, y advertido que en esa fecha estuvo en Puerto Rico y que no tiene sangre en sus manos.

López Rivera tiene hoy sus primeras actividades en Nueva York después de que se extinguiera su condena.

En horas de la mañana iba a tener una reunión con laOrganización de Religiosos Hispanos de Nueva York, que encabeza el senador demócrata estatal Rubén Díaz, padre. Pero, el evento fue cancelado. 

En la noche, se le dará un recibimiento formal a Nueva York, con un evento en el auditorio del colegio universitario Eugenio María de Hostos de El Bronx.


💬Ver 0 comentarios