(semisquare-x3)
El gobernador Ricardo Rosselló. (Xavier J. Araújo Berríos)

A menos de dos meses de la fecha en que se supone que se pague el bono de Navidad, el gobierno todavía sigue buscando ahorros que permitan liberar el dinero suficiente para poder honrar este beneficio que, para los empleados públicos, fue establecido con la ley 34 del 1969.

En total, son entre $80 y $120 millones que se necesitarían para hacer este desembolso. El presupuesto actual que impuso la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) no tiene una asignación específica para cubrir este beneficio laboral.

“La directriz es buscar los recursos”, dijo el gobernador Ricardo Rosselló Nevares durante una conferencia de prensa en La Fortaleza.

El gobernador indicó que cuentan con recaudos por encima de los estimados de ingresos, dinero que, en teoría, podría usarse para este desembolso. El ejecutivo también habló de recortes en los gastos de cada una de las agencias para generar los ahorros suficientes de modo que se pueda honrar este beneficio.

No obstante, no está claro si la JSF aprobaría la reprogramación de partidas que se necesitaría para poder hacer los pagos. Tras una decisión de la jueza que atiende los casos de bancarrota del gobierno, el gobierno no puede hacer una redistribución interna de los recursos disponibles sin el aval del organismo fiscal impuesto por el Congreso estadounidense.

En el pasado, el presidente de la JSF ha advertido que si el gobierno opta por pagar el bono de navidad se corre el riesgo de quedarse sin fondos para cubrir la nómina del último trimestre del año fiscal que termina en junio de 2019.


💬Ver 0 comentarios