Las líderes políticas se reunieron con representantes sindicales y figuras importantes de la diáspora puertorriqueña. (horizontal-x3)
Las líderes políticas se reunieron con representantes sindicales y figuras importantes de la diáspora puertorriqueña. (Alex Figueroa Cancel)

El Junte de Mujeres de 2018 (M-18), que agrupa a líderes de varias organizaciones y movimientos políticos, aseguró haber tenido éxito en su primera misión de sentar las bases para ejercer presión en el gobierno federal a favor de la descolonización de la Isla, en contra de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

El M-18 está integrado por la presidenta del Movimiento Unión Soberanista (MUS), María de Lourdes Guzmán; la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz; la vicepresidenta del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago; la copresidenta del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MIHN), Wilma Reverón; y la presidenta del Partido del Pueblo Trabajador, Mariana Nogales; y la excandidata independiente a la gobernación Alexandra Lúgaro.

En conferencia de prensa, cinco de las seis integrantes del grupo ofrecieron un informe sobre los trabajos que realizaron en Nueva York y Washington, donde sostuvieron una serie de reuniones que catalogaron como claves para futuras acciones del Junte.

Indicaron que se reunieron con líderes sindicales y figuras importantes de la diáspora puertorriqueña, así como con congresistas puertorriqueños y personal de otros legisladores federales.

Guzmán señaló que varios boricuas que laboran en Washington se pusieron a la disposición para continuar la coordinación de contactos con figuras claves en la capital federal.

“Fue interesante escuchar de voz de estos hermanos y hermanas puertorriqueñas la alegría que para ellos representó que hubiera un junte, principalmente de mujeres, y, segundo, que fueran a Washington para llenar un vacío que ellos entienden que existe”, dijo Guzmán.

“En el espectro político de Estados Unidos que se concentra en Washington, el discurso es el que está copado por el sector anexionista y que es aquel que dice que estamos encaminados y que nos estamos poniéndonos en nuestros pies gracias al gobierno federal”, agregó. “Le llevamos la realidad de casi una crisis humanitaria que estamos viviendo nosotros”.

Lúgaro y Reverón indicaron que, apoyados en líderes de la diáspora puertorriqueña, esperan impulsar la elección de congresistas dispuestos a hacerle cambios o derogar la Ley PROMESA, que creó la JSF.

“¿Cómo lo hacemos? Educando electoralmente a los puertorriqueños en Estado Unidos, para que sean el mollero político que siente en esas sillas a congresistas que asuman posturas claras con respecto a la descolonización de Puerto Rico”, expuso Lúgaro.

“Vamos a darle seguimiento a estos congresistas”, sostuvo Lúgaro. “La estrategia es ejercer presión mediática y política. Vamos a lleva una voz diferente en Washington”.

De igual manera, dijeron que intentarán hacerle ver a otros congresistas que la Ley PROMESA no ha tenido los resultados que buscaban cuando le votaron a favor.

Lúgaro relató que la congresista Nydia Velázquez les dejó saber en la reunión que había votado a favor de PROMESA porque entendía que evitaría el cierre de escuelas y la emigración masiva, entre otros asuntos.

“Le dijimos que la cura fue peor que la enfermedad”, agregó.

“La percepción pública es importante para los políticos y lo difícil que es para los políticos admitir haber errado. Para aquellos que aprobaron la ley promesa en primera instancia, hay que abrirle las puertas para que vean que no era lo que ellos pensaban”, abundó.

Al igual que hicieron con Velázquez, Nogales dijo que continuarán acercándose a otros congresistas para que conozcan que el presupuesto impulsado por la JSF contempla recortes a educación y para los Centros de Diagnóstico y Tratamiento.

Por su parte, Reverón destacó la presentación que hicieron ante el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), que volvió a aprobar una resolución a favor de la libre determinación de Puerto Rico.

No obstante, reconoció que en ese foro seguirá siendo “cuesta arriba” que el tema de Puerto Rico llegue ante la consideración de la Asamblea General de la ONU, debido a países latinoamericanos que están en contra de esa movida por estar alineados con la posición de Estados Unidos.

Mientras, Nogales destacó que Velázquez les informó que en el 2019 se propone a someter un proyecto de ley que promueva la descolonización de la Isla.


💬Ver 0 comentarios