La alcaldesa de San Juan reacciona a las expresiones ofensivas que el presidente hizo sobre ella y los puertorriqueños en el marco del fenómeno Dorian.

La alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz Soto, no se quedó callada ante la nueva andanada de controversiales comentarios del presidente Donald Trump sobre Puerto Rico, asegurando que el presidente sufre de “incontinencia verbal”, y catalogando el asunto como “la versión tuitera de tirarnos papel toalla”.

“Hay una frase de una película de Disney que dice que si no tienes nada bueno que decir, no digas nada. En español decimos, 'calladito se ve más bonito'”, comentó Cruz Soto.

“El presidente debe, si no tiene palabras de aliento, quedarse callado y permitir que las personas que están haciendo el trabajo actual, los alcaldes y las alcaldesas, los gobiernos municipales, el gobierno central, la misma gente de FEMA (Agencia Federal de Manejo de Emergencias) que está en Puerto Rico, que hagan el trabajo”, añadió Cruz Soto.

La alcaldesa lamentó que el presidente continúe arremetiendo contra Puerto Rico por sufrir desgracias causadas por el embate de la naturaleza.

“Él continúa pensando que esto se trata sobre él. Esto no se trata sobre él. Esto se trata sobre salvar vidas. Esto se trata sobre aprender de los errores del pasado”, afirmó. 

“Ciertamente, esta es la versión tuitera de tirarnos papel toalla. El presidente ciertamente no ha aprendido nada. Pero aquí hay mucha gente que está haciendo un esfuerzo extraordinario”, agregó Cruz Soto. 

La alcaldesa afirmó que el presidente es racista y no supera el hecho de que le falló a Puerto Rico luego del embate de los huracanes Irma y María. Además, condenó a quienes tratan de disfrazar sus comentarios contra la Isla.

“El presidente es racista. Donald Trump sabe que lo que no hizo con Puerto Rico bajo Irma y María es y será siempre una mancha y una vergüenza, no solamente para él sino para los Estados Unidos. 

"Sobre 3,000 puertorriqueños hoy no abrieron los ojos por la negligencia de Donal Trump y por la anuencia de la mayoría de la clase política puertorriqueña. El que todavía algunos continúan en insistir en hablar de creatividad, en darle las gracias… mira uno no le da gracias a alguien que abusa de uno. Eso es como si alguien te da una pela, luego te lleva al hospital, o consigue al alguien que te lleva al hospital, y pretende que tú le des las gracias”, dijo la alcaldesa.

Ciertamente, Donald Trump sufre de incontinencia verbal. No sabe cuándo parar. Y cree que todo se trata sobre él. Lo importante es que el pueblo americano está ávido, está listo. Y mira, ahora mismo, se supone que Dorian puede llegar a la Florida como un huracán categoría 2 o categoría 3. Al igual que hicimos cuando Michael en Carolina del Norte, aquí hubo un grupo de 14 empleados municipales que estuvieron dos semanas ayudando allí, literalmente cocinado para darle de comer a la gente. Los puertorriqueños sabemos responder a los insultos del presidente con cría, valentía y solidaridad. Y en el momento en que haya que montarse en un avión para ir a ayudar en Florida, allí estaremos nosotros para ayudar a los nuestros y para ayudar al pueblo americano que no ha escatimado para ayudarnos a nosotros”, insistió Cruz Soto.

En sus comentarios, de hecho, Trump atacó directamente a Cruz Soto, llamándola incompetente. 

¡Pero bendito! Un insulto de Donald Trump es su reconocimiento de que sabe que yo soy diferente a él. Yo creo que Donald Trump también me tiene miedo… mira yo soy bajita, soy mujer, soy latina, soy puertorriqueña, muchas de las cosas que Donal Trump desprecia más”, afirmó la alcaldesa.

“Pero de verdad que no hay tiempo… que me insulte todo lo que quiera. No tiene la estatura moral para hacerlo, y se sigue demostrando ante el pueblo americano como lo que es, una persona que no merece estar donde está, una persona que no tiene el corazón para dar aliento y lo que hace es insultar a aquellos que están en una situación de precariedad”, enfatizó la alcaldesa. 

Por otro lado, mientras mostraba el refugio principal de la capital, ubicado en el coliseo Roberto Clemente, abastecido y listo para recibir a las personas que necesitaban refugiarse ante el paso del huracán Dorian, la alcaldesa resaltó que ahora cuentan con mucha mejor capacidad y preparación para enfrentar cualquier fenómeno atmosférico. 

“A mí me da mucha tranquilidad, y lo digo para el pueblo de Puerto Rico, que todo el sistema de salud municipal de San Juan está listo para trabajar con transformadores, excepto el CDT de San Juan que se cierra, porque suben los niveles del caño”, comentó.

“Así que nosotros nos sentimos mucho más preparados. Tenemos comida, medicinas, agua, material médico quirúrgico para un mes, no solamente para el municipio, como teníamos anteriormente, sino también para atender personas externas, como pueden ser égidas”, aseguró.


💬Ver 0 comentarios