Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

WASHINGTON – La Junta Federal de Libertad Bajo Palabra ha aceptado, después de meses de análisis, concederle en julio al prisionero político puertorriqueño Carlos Alberto Torres el beneficio de la libertad en probatoria, después de 30 años de encarcelamiento.

 

La información fue divulgada esta tarde por el Comité de Derechos Humanos de Puerto Rico.

 

Torres cumple actualmente una sentencia de 70 años en una prisión de Pekin (Illinois), tras ser hallado culpable de conspiración sediciosa por su vinculación con el grupo clandestino Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

 

Otros dos presos políticos permanecen en cárceles estadounidenses: Oscar López Rivera, quien lleva ya 29 años en prisión; y Avelino González Claudio, quien será sentenciado la semana próxima a un término que no excedería los siete años.


💬Ver 0 comentarios