El presidente del Sindicato de Bomberos de Puerto Rico José Tirado saluda a la gobernadora Wanda Vázquez Garced. (Luis Alcalá del Olmo)

Los miembros del Negociado del Cuerpo de Bomberos recibirán un aumento salarial de $1,500 anuales a partir de julio de 2020 luego que la gobernadora de Puerto Rico, Wanda Vázquez Garced, convirtiera en ley una medida legislativa que viabiliza el ajuste.

El salario base de los bomberos es de $1,500. La iniciativa beneficiará a 1,679 empleados civiles. “Los bomberos trabajan, en ocasiones, hasta 16 horas diarias en condiciones difíciles y su salario no les hacía justicia”, reconoció Vázquez, quien firmó la medida acompañada de parte de los autores, los senadores José Vargas Vidot y Nelson Cruz.

La firma del Proyecto del Senado 1059 se llevó a cabo la tarde de hoy. En el acto oficial participó un grupo de bomberos, así como el designado secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Pedro Janer.

“Yo no sé como alguien en el pasado encontró algún tipo de justificación para evitar que ustedes puedan disfrutar de lo que se merecen”, subrayó Vargas Vidot, quien agradeció a la gobernadora “por tener la apertura que no se tuvo en el pasado”.

Cruz, por su parte, reconoció el “grado de consenso”, así como la búsqueda de alternativas en la solución de problemas. Añadió que hay otros esfuerzos para trabajar con otros componente de seguridad que también están necesitados de cambios serios en sus estructuras y presupuesto, como es el caso del Departamento de Corrección.

La crisis en el gobierno de Puerto Rico ha impactado severamente a la dependencia, lo que ha implicado serios recortes presupuestarios, denunció el presidente del Sindicato de Bomberos, José Tirado. Ahora mismo en la dependencia hay 420 plazas de bomberos vacantes de un total de 1,900. Hay un total de 96 estaciones a través de la Isla.

En el 2019 han renunciado 49 bomberos.

A pesar de que dijo estar listo para luchar porque la medida no sea rechazada por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Tirado sostuvo que esto no será necesario, ya que el organismo federal favorece el ajuste salarial que sería sufragado por un impuesto de 3% sobre las ganancias de las aseguradoras contra incendios y líneas aliadas, según contemplado en el proyecto de ley.

Según las proyecciones incluidas en la medida legislativa ese impuesto generaría entre $3 y $3.5 millones anuales. Mientras, el impacto económico del ajuste salarial sería de $2.4 millones, dijo Tirado.

“Esta tarde me comuniqué con la Junta y posiblemente nos reunamos antes que termina el año y no veo objeción. Lo que está solicitando es que el gobierno led certifique que el 3% que se le impuso a las aseguradoras es suficiente para el aumento”, sostuvo el líder obrero.

“Hasta el momento yo les he demostrado que se puede dialogar con la Junta, que podemos llegar a acuerdos, pero se tiene que hacer en diálogo y con convicción y no con confrontación, no con peleas…esto nosotros lo vamos a luchar”, agregó la gobernadora.

Además del impuesto, estaría disponible -de ser necesario- los fondos generados por el Negociado del Cuerpo de Bomberos por “(El aumento) no es mucho dinero, pero dentro de la crisis que tenemos le hace justicia mínima a ellos”, sostuvo Tirado.


💬Ver 0 comentarios