La medida fue radicada el pasado viernes 10 de enero por el portavoz de la mayoría novoprogresista en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló. (Teresa Canino )

La Cámara de Representantes tiene bajo consideración una resolución que ordena al secretario del Departamento de Hacienda a emitir las determinaciones administrativas necesarias para que, mientras dure la presente emergencia, los residentes de Puerto Rico puedan retirar ahorros de sus planes y cuentas de retiro a tasas contributivas preferenciales y libres de penalidades.

La medida se fundamenta en la orden que emitió el pasado 7 de enero la gobernadora Wanda Vázquez Garced declarando un estado de emergencia ante la serie de terremotos que están impactando la isla.

La medida fue radicada el pasado viernes 10 de enero por el portavoz de la mayoría novoprogresista en la Cámara, Gabriel Rodríguez Aguiló.

“La resolución conjunta de la Cámara 582 busca que los afectados puedan utilizar ese dinero para trabajar en los daños a la infraestructura de su propiedad, así como otras necesidades provocadas por la actividad sísmica reciente”, explicó el representante en declaraciones escritas.

En la misma se reconoce además la autoridad que tiene el secretario de Hacienda, bajo el Código de Rentas Internas de 2011, para emitir tales órdenes en caso de “extrema emergencia económica” y cuando se emita una declaración de desastre.

No obstante, el secretario del Departamento de Hacienda, Francisco Parés Alicea, dijo a El Nuevo Día que “estamos analizando la resolución conjunta de la Cámara 582. Además, el Gobierno está analizando estas y otras alternativas de naturaleza similar establecidas en el Código de Rentas Internas de Puerto Rico”.

Según la resolución el beneficio se extendería a fideicomisos de empleados establecidos por patronos de empresa privada, “los llamados Planes de Retiro”, así como las cuentas IRA de retiro individual.

De igual modo, se ordena al secretario a determinar las responsabilidades impuestas a los fiduciarios, administradores y proveedores de servicios de los Planes de Retiro y de cuentas IRA, entre otros.

Se establece en la medida que las determinaciones que emita el mencionado funcionario conforme a lo dispuesto en la Resolución, “serán aplicables a todo individuo residente de Puerto Rico, según lo define el Código de Rentas Internas, para los años contributivos 2018 y 2019”.

Precedente con María

Un mecanismo similar al propuesto se implantó luego del huracán María con el mismo objetivo. Respondiendo a una orden ejecutiva que a esos efectos emitió el entonces gobernador Ricardo Rosselló Nevares.

En esa ocasión se dispuso que las distribuciones elegibles podrían hacerse mediante distribuciones totales o en forma de pagos parciales en efectivo. En el caso de las cuentas IRA, se hizo entonces la advertencia de que la penalidad dispuesta en el Código no será de aplicación, pero el individuo podía estar sujeto a las penalidades impuestas por la institución financiera.

Se definieron entonces como gastos elegibles aquellos que incurridos para subsanar pérdidas o daños sufridos por el paso del huracán María y los extraordinarios e imprevistos para cubrir necesidades básicas.

Los primeros $10,000 que eran distribuidos estaban exentos de la contribución sobre ingresos. Cualquier distribución en exceso de los $10,000 estaba sujeta a una contribución sobre ingresos y retención en el origen a una tasa fija de 10%.


💬Ver 0 comentarios