(semisquare-x3)
El representante Antonio "Tony" Soto. (GFR Media)

El representante por el Partido Nuevo Progresista (PNP) Antonio "Tony" Soto dijo esta mañana que los recortes que puedan darse en el presupuesto del gobierno deben concentrarse en la rama Ejecutiva, mientras se liberan de reducciones adicionales la rama Legislativa y la rama Judicial.

Soto, como presidente de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Representantes, tendrá a cargo la evaluación del presupuesto una vez sea remitida por el Ejecutivo tras ser refrendado por la Junta de Supervisión Fiscal (JSF)

"Si nos dejamos llevar por el Plan Fiscal, irán con otro ajuste para la Rama Legislativa. No estoy en posición de reducir el gasto en la Rama Legislativa ni en la Rama Judicial ni en las agencias que tienen que ver con fiscalización", dijo Soto en alusión a la Oficina de Ética Gubernamental y la Oficina de la Contralora.

La Legislatura ha sufrido recortes en su presupuesto por $40 millones en los pasados dos años fiscales y, según el Plan Fiscal de la JSF, faltan $28 millones por recortarse.

"En la medida en que el presupuesto de la Legislatura se continúa achicando, definitivamente los servicios que se brindan y el proceso legislativo y la democracia se afectan", dijo el legislador al atender a la prensa en su oficina. "En ese sentido, la JSF tiene que entender hay que estabilizar el gasto de la Legislatura y se tiene que estabilizar el gasto en la Rama Judicial".

A su juicio, sí se pueden hacer recortes en la Rama Ejecutiva. De hecho, sostuvo que ha solicitado a la Oficina de Gerencia y Presupuesto todas las solicitudes de transferencia de cuentas sometidas a la JSF y que han sido aprobadas.

"Queremos ver cuáles son los patrones de comportamiento y de qué cuentas o agencias se saca dinero para pasarla a otra. Así vemos las necesidades reales en las agencias", dijo.

"Hay áreas en que se han hecho ahorros, pero hay áreas en que entendemos podemos capitalizar y reducir aún más el gastó", dijo.

Al hablar de casos específicos, se refirió al ejemplo como el Negociado de Ciencias Forenses y cómo la JSF redujo sus partidas. 

Por ejemplo, el Ejecutivo recomendó $9.2 millones para nómina y la Legislatura aprobó $10 millones para que se llenaran 24 vacantes. Fortaleza recomendó $2.1 millones y la Legislatura aprobó $3.6 millones para gastos de funcionamiento, que incluye compra de equipo.

Finalmente, la JSF impuso su presupuesto y aprobó $9 millones para nómina y $2 millones para gastos de funcionamiento. 

Preguntado si procuraría que el presupuesto del NCF sea mayor para el año fiscal 2019-2020, contestó que el documento que establece los gastos e ingresos del Estados se trabajará "de acuerdo a las necesidades de cada agencia".

"Si el NCF, de igual que hicieron el año pasado, nos prueba la necesidad de más personal, justifica incurrir en ese gasto y los salarios para cada una de esas plazas y más dinero para la compra de equipo y lo justifican, tanto el NCF... la prioridad de la Cámara son el área de seguridad, salud y educación. En la medida en que ellos y otras agencias justifiquen el gasto y sea viable y podamos reducir gastos en otras agencias, lo vamos a hacer", sostuvo.


💬Ver 0 comentarios