Beatriz Zayas nominada a comisionada del Negociado de Ciencias Forenses. (semisquare-x3)
Beatriz Zayas nominada a comisionada del Negociado de Ciencias Forenses. (Xavier J. Araújo Berríos)

Tres senadores, incluyendo al presidente del cuerpo legislativo, Thomas Rivera Schatz, indicaron esta mañana que votarán a favor de Beatriz Zayas como nueva comisionada del Negociado de Ciencias Forenses (NCF).

En la lista están también Luis Berdiel, Ángel "Chayanne" Martínez y el popular Miguel Pereira, quienes divulgaron sus intenciones durante la vista de evaluación de su nombramiento en la Comisión de Seguridad Pública del Senado.

El senador Henry Neumann, presidente de la citada comisión, indicó que rendirá hoy mismo un informe sobre el nombramiento, que podría ser positivo o sin recomendación específica. No se ha precisado si el nombramiento sería bajado al hemiciclo durante la sesión, que comenzó a la 1:00 p.m.

Durante su turno de preguntas, Rivera Schatz adjudicó la controversia sobre si Zayas cumple con los requisitos de la Ley del Departamento de Seguridad Pública sobre quién puede dirigir el NCF (Ley 20-2017).

El estatuto dispone que quien dirija la entidad deberá contar con al menos cinco años de experiencia como científico forense.

“Usted tiene mi voto”, dijo Rivera Schatz. “El reto que tiene es gigante. Tendrá críticas, cuestionamientos no importa lo que haga. Tiene que ser valiente y lo más importante es que nos cumpla, que mantenga esa firmeza”.

“El concepto de ciencias forenses es bastante amplio. Se habla de contabilidad forense, auditoría forense y varias metodologías… desde mi punto de vista, con lo que ha expresado, cumple”, dijo el líder senatorial.

Rivera Schatz hizo alusión a cómo, desde 1994, si bien Zayas nunca ha participado como perito en un caso criminal y tampoco ha levantado evidencia en una escena criminal, sí tiene amplio conocimiento sobre el campo de ADN.

“Ha utilizado métodos tradicionales para identificar ADN y decir que ese ADN pertenece a esa persona”, dijo Rivera Schatz, quien recalcó que la nominada también tiene experiencia profesional en el campo de la toxicología.

“Usted puede determinar si alguien fue envenenado. Tiene el dominio, el conocimiento y la experiencia para detectar sustancias que han envenenado a una persona”, dijo el senador.

“Para mí el asunto de la experiencia está perfectamente claro y cumple de sobre manera con él”, agregó.

Neumann abrió la vista entrando directamente a discutir sus dudas sobre si Zayas cumple con los requisitos de la Ley 20-2017. Indicó que revisó la definición de patólogo forense en la Academia Americana de Científicos Forenses y dijo que ella no cumple con esa definición.

“Un científico se convierte en un científico forense cuando los conocimientos que tiene son utilizados para preparar casos para abogados, jurados, jueces para atender los resultados de estos exámenes. Ahí es que se convierte en científico forense”, dijo Neumann.

“Hay que enfocarse en la ley y cómo define científico forense y ahí es que me voy a anclar. Me anclo que lo que dice la ley es un científico forense”, le contestó Zayas.

La nominada hizo referencia a cómo en la Ley 20-2017 establece la preparación académica que se requiere para ocupar el cargo y que ella la tiene con un bachillerato en ciencias naturales, una maestría en salud pública, un doctorado en toxicología y salud pública y postdoctorado en reparación de ADN.

En cuanto a los años de experiencia, manifestó que su “trayectoria profesional sobrepasa los cinco años de experiencia requeridos para ser considerado un científico forense bajo la Ley 20-2017.

Al terminar la vista pública, Neumann, quien no reveló si Zayas cuenta con su voto, dejó la puerta abierta a que el nombramiento se vea en la sesión hoy, aunque no adelantó la conclusión de su informe.

“Tengo que analizar las contestaciones con mi grupo de trabajo. Es un tema técnico y las preguntas que hizo el presidente del Senado y las contestaciones de ella merecen mi análisis profundo para yo poder tomar una determinación. Por lo que vio de mis compañeros, tiene un respaldo”, dijo Neumann en un aparte con periodistas.

“(Sus contestaciones) Están basadas en su análisis de sus estudios, lo que ha hecho ella en su vida profesional que es técnica y, a base de las explicaciones que dio, tengo que analizarlas para ver si suple, quizás, las deficiencias que pueda tener al no tener un trabajo directo forense”, dijo. “Si lo que ella nos ha dicho, de su experiencia trabajando en laboratorios y la experiencia académica, suple las deficiencias de no tener un trabajo directo forense”.

En el caso del senador popular Eduardo Bhatia, sostuvo que tiene que discutir el nombramiento con su caucus.

“Tengo dudas todavía. La idea fundamental es que fuera una persona con experiencia en el campo criminal. Si se le debe dar un pase comoquiera, eso es un criterio que tengo que discutir con mi caucus… pero para mí es un tema que tenemos que analizar”, dijo el senador popular a periodistas.

“Le pregunté si había participado en alguna investigación criminal y dijo que no, que si había ido al tribunal y dijo que no y si había ido a una escena de un crimen y dijo que no. Creo que una apersona que va a dirigir el NCF… esa era la idea”, agregó Bhatia.

El NCF está inmerso en una crisis de múltiples dimensiones: acumulación de cadáveres, falta de personal y tardanzas en la entrega de cadáveres ya procesados a los familiares.

“Me preocupa cómo vamos a resolver el problema que tiene el NCF”, le dijo Rivera Schatz a Zayas.

La nominada inició su contestación aludiendo a la gran cantidad de cuerpos que llegan a NCF para todo tipo de análisis y cómo el procesamiento no puede mantenerse a la par con la entrega de nuevos cuerpos.

“No tengo los recursos humanos para mover los cadáveres y las autopsias y los análisis de tixocología y ADN”, dijo al explicar que tan pronto como el mes que viene al NCF llegarían dos patólogos forenses que podrían aliviar la carga, aunque sólo hay presupuesto para pagarles los salarios hasta el 30 de junio.

Indicó que solicitará en la próxima petición de presupuesto el dinero para retener a estos dos profesionales.

En el NCF también hay déficit de otro personal como técnicos de patología y auxiliares de patólogos.

Zayas indicó que esas dos contrataciones también podrían ayudar a evitar que se entreguen cuerpos en avanzado estado de descomposición.

El conteo de cadáveres en el NCF se ubica en 279, cuando al llegar Zayas en enero era de 330. Los cuerpos actualmente en el NCF se dividen en 106 pendientes de análisis, 80 sin identificar y 32 procesados, pero en espera de ser reclamados.


💬Ver 0 comentarios