Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La gobernadora Wanda Vázquez junto al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, el exgobernador Carlos Romero Barceló y otros legisladores y políticos durante la firma de la ley.
La gobernadora Wanda Vázquez junto al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, el exgobernador Carlos Romero Barceló y otros legisladores y políticos durante la firma de la ley. (Vanessa Serra Díaz)

Washington - En momentos en que el gobierno puertorriqueño convoca a un plebiscito de estadidad sí o no, la Casa Blanca considera que “la primera prioridad de todos los líderes de Puerto Rico” debe ser poner los asuntos financieros del gobierno de la Isla “en orden”, según un funcionario.

“La administración Trump está orgullosa del apoyo dado al pueblo de Puerto Rico para responder y recuperarse de los huracanes de 2017, los recientes terremotos y el COVID-19”, agregó el funcionario de la Casa Blanca.

La Junta de Supervisión Fiscal (JSF) creada por la ley Promesa –basada en el status territorial de la Isla-, no podría existir bajo un Puerto Rico estado 51.

Bajo el proceso de reestructuración que tiene en marcha, no sería por lo menos hasta 2025 que ese ente fiscal dejaría de existir.

En septiembre de 2018, el presidente Donald Trump expresó su rechazo a la idea de convertir a Puerto Rico en el estado 51, a cuyos líderes ha denunciado consecuentemente como corruptos.