Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La Legislatura espera que en los próximos dos días el Departamento de Hacienda le informe sobre los estimados de recaudos alternativos al proyecto de ampliación del Impuesto de Venta y Uso (IVU) para finalmente tomar una decisión, en menos de una semana, sobre el proyecto de presupuesto que esperan aprobar a mediados de este mes.

Después de una reunión de la Conferencia Legislatura con el gobernador en La Fortaleza, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, y su homólogo en la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, admitieron hoy que la aprobación del presupuesto sigue esperando por encontrar más medidas que enmienden la propuesta original del Ejecutivo sobre la aplicación del IVU a las transacciones de negocio a negocio (B2B), por lo que acordaron darle 48 horas adicionales a Hacienda para hacer los análisis de las medidas que discutió el viernes con el liderato legislativo.

"Entre las alternativas que se estudiaron el pasado viernes y que se discutieron hoy, había modelos en los que se incluía y otros en los que no. Esa determinación final no se ha hecho", sostuvo Bhatia.

"Puede haber un escenario en el que no haya nada del IVU envuelto, en otro con algo del IVU… Esa mezcla no se ha determinado porque queremos medirla económicamente antes de tomar una decisión final", agregó. "El viernes se decidió hacer el 'menú' completo (de medidas de recaudo) y ver cuánto dejaría cada uno, cuál afectaría menos al ciudadano y los negocios. Entonces, en la próxima reunión (de la Conferencia el lunes) veremos cuáles estaremos incluyendo".

Las diferencias principales entre las propuestas del Ejecutivo y los cuerpos legislativos giran en torno a qué impuesto implantar o qué bolsillo gravar con el fin de recolectar los sobre $1,000 millones adicionales y así cuadrar el presupuesto de $9,835 millones que propuso el gobernador.

Bhatia y Perelló evitaron entrar en detalles sobre cuáles serían las medidas que barajean para reducir el alcance del nuevo IVU a los negocios. Se limitaron a indicar que están buscando establecer aquellas que no terminen siendo pasadas a los consumidores.

"Lo que ha establecido el Gobierno como recaudo que necesitan para pagar la deuda pública, lo estamos garantizando con las medidas alternas a lo que fue presentado por el Ejecutivo", dijo Perelló.

"Lo que pasa es que es un asunto de discusión interna, donde hemos logrado grandes avances. Cuando lo tengamos de forma definitiva, se le va a presentar al país las medidas de recaudo y cómo se cambió lo que ha preocupado a un sector no gubernamental lo que es el B2B", agregó.

Asimismo, Perelló sostuvo que le solicitó a Hacienda que presente unos números "más agresivos" en cuanto las intenciones de recaudos por medio de fiscalización a los evasores contributivos y del IVU.

Estimó en $200 millones los fondos que "se pierden" enel Gobierno por evasiones a Hacienda. Pese a los problemas históricos de Hacienda para atajar a los morosos y en fallar proyecciones de recaudos, Perelló aseguró que las cifras que manejan este año son "reales".

"Le hemos pedido a Hacienda que lo que estiman de recaudo producto de la evasión y de la fiscalización nos parece un número muy tímido y hay que aumentar esa captación de ingresos al Estado", señaló Perelló. "Estamos proponiendo alternativas, no sólo en recursos, sino tecnológica, para que pague el que debe".