La mayoría de las ausencias se estarían registrando en la cárcel Guerrero en Aguadilla. (GFR Media)

Por supuestas molestias con las condiciones laborales, decenas de oficiales de custodia en el Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) se están ausentando a sus puestos de trabajo.

Según fuentes de El Nuevo Día, el aumento en el ausentismo se ha registrado desde el pasado 21 de junio con sobre 60 ausencias diarias.

Sin embargo, la mayoría se estarían reportando en el cárcel Guerrero de Aguadilla, según el informante.

En las redes sociales se alude a un movimiento denominado como "correccional flu", que recuerda el "blue flu" que ha ocurrido en el pasado cuando grandes cantidades de policías no han ido a su trabajo agotando licencias por enfermedad.

Esta situación estaría provocando que los guardias correccionales que sí están reportando a trabajar terminan "doblando turnos".

Un guardia de custodia con conocimiento de la situación apuntó a que los oficiales están "molestos porque no ven acción con cosas que están pasando, como mejorar nuestros salarios, los vehículos de rondas y las torres de vigilancia no están en condiciones".

Por su parte, el DCR confirmó esta tarde el aumento en el ausentismo de los oficiales correccionales y el hecho que se estén extendiendo los turnos, pero no entró en detalles de cantidades.

"La institución correccional Guerrero en Aguadilla en los pasados días ha experimentado una alza en ausencias de oficiales, haciendo uso de sus licencias por enfermedad, pero no relacionadas al COVID-19", indicó el DCR.

"Por la naturaleza de las labores y la estructuración de los turnos, cuando hay una ausencia de cualquier oficial, se genera un efecto en cadena, que provoca que otro oficial tenga que doblar su turno para cubrir el ausente ya que en el sistema correccional no hay espacio para dejar puestos de seguridad vacíos", agregó.

Asimismo, aseguró que la situación "está siendo atendida y analizada por la Secretaría Auxiliar de Seguridad".

Por su parte, la presidenta del sindicato Alianza Correccional Unida (ACU), Jessica Martínez, dijo ayer que le ha llegado información relacionada al supuesto ausentismo.

Aunque no pudo precisar cantidades específicas, comentó que los informes aluden a cantidades "significativas".

Asimismo, señaló estar al tanto de las molestias manifestadas por los oficiales por diferentes vías.

"Estamos preocupados por las ausencias de los oficiales y de la falta de empatía del patrono, que no se preocupa para saber si hay alguna molestia", se limitó a indicar Martínez.

Un grupo de oficiales correccionales protestó el pasado 8 de junio frente al Capitolio y La Fortaleza para denunciar que se sienten "ignorados" por varias medidas engavetadas y por el alegado incumplimiento con otras por parte del DCR.

Después de la protesta, fueron recibidos por el asesor en asuntos laborales de la Fortaleza, Carlos Rivera Santiago, quien posteriormente fue nombrado como el secretario del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos.

Según Martínez, Rivera Santiago les prometió una reunión con la gobernadora Wanda Vázquez y el secretario de Corrección, Eduardo Rivera Juanatey, pero al momento no se ha producido.

En aquel momento, los reclamos plantados iban desde la exclusión de ciertos oficiales del incentivo del gobierno por el COVID-19, hasta otros asuntos, como la denuncia de atrasos en el pago de horas extras y dietas, así como la falta de aplicación de la ley aprobada en noviembre, que permite a los empleados a no tener que agotar sus días de licencia para recuperarse de una lesión sufrida en el trabajo.


💬Ver 0 comentarios