Las oficinas del bufete de abogados O'Neill & Borges se encuentran en el edificio de UBS en la Milla de Oro, Hato Rey. (GFR Media)

Las autoridades determinaron que fue una falsa alarma la presunta amenaza de bomba en las inmediaciones del bufete de abogados O'Neill & Borges en el edificio de UBS, ubicado en la avenida Muñoz Rivera 250, en Hato Rey, informó a El Nuevo Día la oficial de prensa de la Policía Yaira Rivera.

Según la información preliminar, agentes del Precinto Hato Rey Oeste se movilizaron a eso de las 4:07 p.m. al edificio luego que se recibiera una llamada de amenaza de bomba a la referida oficina. El edificio fue desalojado como medida preventiva mientras los agentes inspeccionaban el lugar junto con personal de seguridad del edificio.

A eso de las 5:00 p.m., el sargento Antonio Martínez, del Precinto de Hato Rey Oeste, informó que luego de una minuciosa búsqueda por todo el local y el área del estacionamiento, no se encontró nada sospechoso ni que ameritara la movilización de personal de la División Explosivos ni la Unidad Canina del Negociado de la Policía.

De acuerdo al sargento Cartagena de la División de Explosivos, se encuentran verificando el origen de la llamada, que no se recibió a través del Sistema de Emergencias 9-1-1.

Cabe destacar que el bufete O'Neill & Borges asiste y asesora a la Junta de Supervisión Fiscal. El ex comisionado residente Pedro Pierluisi laboró como abogado en el bufete O'Neill & Borges hasta que fue nombrado secretario de Estado por el entonces gobernador Ricardo Rosselló. Pierluisi regresó a trabajar al bufete en enero de 2017, tras ocho años en Washington como comisionado residente.

 


💬Ver 0 comentarios