Janelys Delgado Rey (izq.) permanecerá encarcelada mientras el ministerio público arma su caso para la radicación de cargos. Fernando Hilario Figueroa (der.) fue arrestado el mismo día que Delgado Rey en una intervención separada. (Fotomontaje) (semisquare-x3)
Janelys Delgado Rey (izq.) permanecerá encarcelada mientras el ministerio público arma su caso para la radicación de cargos. Fernando Hilario Figueroa (der.) fue arrestado el mismo día que Delgado Rey en una intervención separada. (Fotomontaje)

Janelys Delgado Rey, la mujer puertorriqueña detenida el pasado 9 de marzo en la República Dominicana imputada de ingresar al país con un supuesto cargamento de pastillas controladas, permanecerá encarcelada en el Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo en la provincia de San Cristóbal, confirmaron su padre y su abogado.

Según relató el letrado Federico Matos, representante legal de Delgado Rey, un juez ordenó su encarcelación preventiva por un periodo de tres meses mientras el magisterio público construye su caso para la posible radicación de cargos. Al momento de ser detenida, los agentes del Dirección Nacional del Control de Drogas (DNCD) confiscaron “una cantidad no determinada de pastillas OxyContin, Percocet y Ecstasy”, indicó el Servicio de Alguaciles en la comunicación del 12 de marzo.

La madre de tres hijos fue trasladada ayer, lunes, del Palacio de Justicia en Ciudad Nueva al complejo correccional, resaltó su padre, Juan Delgado Martínez.

“Su mamá, su tía y una amiga de la familia que vive en Dominicana la vieron y coordinaron la contratación del abogado que la defenderá. Ahora la trasladaron a la cárcel Najayo por una orden de detención preventiva de tres meses”, dijo Delgado Martínez.

Delgado Martínez explicó que tanto su hija como su mamá y tía viajan con frecuencia a la República Dominicana para vacacionar. Además, sostuvo que Delgado Rey programó su viaje al vecino país para visitar una clínica estética en la se sometió a un procedimiento para agrandar sus senos porque estaba confrontando dolor.

De acuerdo a la investigación federal que culminó con el desmantelamiento el pasado 27 de febrero de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cantera (FARC), organización criminal que traficaba drogas en Santurce, Delgado Rey fue identificada como la supuesta pareja de Vladimir Natera Abreu, presunto líder de FARC.

Al momento, no existen órdenes de arresto a nivel federal o del gobierno de Puerto Rico contra Delgado Rey.

Por su parte, Matos señaló que existen múltiples incongruencias entre los hechos y lo que los oficiales de la DNCD escribieron en el acta de detención y que los derechos de Delgado Rey fueron violados.

“Ella fue llevada ante un juez que suspendió la primera vista porque la agente que supuestamente la arrestó no se presentó. En la segunda vista se presentó una mujer agente que dijo que realizó la detención, pero Janelys fue detenida por un hombre. Además, al momento de detener a una persona, tienen que darle una razón y tienen que leerle sus derechos; los agentes no le informaron la razón para su arresto y tampoco le leyeron sus derechos”, enfatizó Matos.

El letrado añadió que Delgado Rey no fue detenida en el hotel, como informó el Servicio de Alguaciles de los Estados Unidos mediante comunicación escrita el 12 de marzo, sino en el estacionamiento, y que tras su detención, fue interrogada por cerca de tres horas sin la presencia de un abogado.

Janelys, además, declaró, tanto en Puerto Rico, como a su llegada a la República Dominicana, que tenía $4,600 consigo. Ese dinero ahora no aparece, al igual que siguen desaparecidas sus dos maletas y dos teléfonos celulares. Después de las tres horas que fue interrogada de manera ilegal, entonces los agentes le presentan lo que, supuestamente, confiscaron; cuatro frascos con pastillas que, al momento, personal de ciencias forenses no ha podido identificar (composición química)”, detalló Matos.

“Así que su dinero, maletas y celulares desaparecieron, pero sí aparecieron cuatro frascos con pastillas… Mientras, en el acta de detención los agentes anotaron un número de pasaporte y el documento se encontraba entre las pertenencias de Janelys que no aparecen. Sin embargo, Janelys no sabe su número de pasaporte de memoria, por ende, ¿de dónde salió ese número de pasaporte?”, añadió el letrado.

Matos explicó que, en su experiencia, las personas que atraviesan por una orden de detención preventiva cumplen el término impuesto por el juez y que el tiempo puede ser extendido porque, por lo general, el ministerio público solicita tiempo adicional para preparar su caso.


💬Ver 0 comentarios