El último fue rescatado a eso de la 1:00 de la madrugada de hoy. (Fotos suministradas - OMME de Vega Baja)

Una día de aventura se tornó en una pesadilla de casi diez horas que terminó con el rescate de cinco turistas estadounidenses y dos puertorriqueños, esta madrugada, en el llamado Charco Azul de Vega Baja.

El director de la Oficina de Manejo de Emergencias Municipal (OMME) de Vega Baja, José Ayala González, informó que pudieron rescatar en buen estado de salud a los dos boricuas y a los cinco turistas, precedentes de lugares de Estados Unidos, como Chicago y Nueva York, tras un golpe de agua en el Río Indio.

Una octava persona - también turista - se quedó en uno de los vehículos y pasó horas de tensión al desconocer qué pasaba con sus amigos.

"Ellos estaban disfrutando. El río estaba normal y de momento subió... se dio un cambio abrupto en las corrientes. Era el golpe de agua y los dejó atrapados en el centro de la cueva donde estaban", detalló Ayala González.

"Es un área bien remota. No hay ni señal de (teléfono) celular. Pudieron avisar porque uno de ellos se cayó al agua y pudo salir. Entonces subió terreno arriba y gritó pidiendo ayuda. Afortunadamente, alguien los escuchó y esa fue la persona que avisó a las autoridades", agregó.

Según el funcionario, ese pedido de ayuda surgió a eso de las 6:00 de la tarde, pero los perjudicados estaban atrapados por el golpe de agua desde cerca de las 3:00 de la tarde.

"El problema es que estaba lloviendo desde el día antes en Morovis", comentó Ayala González, al recordar que río Unabón sirve al río Indio en Vega Baja, que se relaciona con el famoso Charco Azul.

Los rescatistas tuvieron que esperar hasta pasada la media noche para que bajara el nivel del agua y poder ejecutar la operación del rescate.

"El último que sacamos fue el que subió a pedir ayuda. Ya era casi la 1:00 de la mañana", señaló el director de la OMME de Vega Baja.

"Reconocemos que es un área bonita y que a la gente le gusta venir, pero tienen que tomar en cuenta las condiciones del clima y deben buscar gente que conozca bien el área. Aquí en Vega Baja hay un caballero que se dedica a eso", abundó.

"El problema es que ese acceso no es para el público en general. Es una servidumbre de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA) porque allí hay un sistema de bombeo para la comunidad, pero es para vehículos especializados para ese tipo de terreno", explicó Ayala González, al indicar que tuvieron que los rescatados tuvieron que esperar hasta después del amanecer para sacar sus vehículos.

"Se han puesto portones y letreros, pero la gente sigue entrando", afirmó.

Ayala dijo que habían llegado al lugar guiados por los puertorriqueños que también fueron rescatados, pero uno de ellos se comunicó con este diario para aclarar que no llevó a los turistas al lugar, sino que se conocieron allí mismo.

Eddie Santiago indicó que "no corro ningún grupo de turistas, ni nada de eso. Yo vivo en Estados Unidos y trabajo en construcción... Yo llegué allí preguntando. Es la primera vez que vamos allí".

"Cuando nosotros llegamos, ellos (los turistas) ya estaban allí estacionados. Yo les pregunté si ellos sabían el camino y dijeron que sí, así que los seguimos juntos. Bajamos y había otra gente. No estaba la marea como se puso después", relató Eddie Santiago, quien aseguró que durante el día "no escuché noticias".

Añadió que "de la nada se llenó todo de agua. Yo me tiré sabiendo que el río me iba a llevar, nadando hacia la orilla, me agarro de una bambúa y les grito para decirles que nadie se tire porque el río se los iba a llevar".

"Subo toda la montaña hasta arriba, me guayé toda la cara, me di golpes... todo 'esbaratao' llegué hasta arriba. Estuve gritando como hora y 45 minutos, para que alguien me escuchara y el que me escucha es alguien que había regresado a buscar unos espejuelos que había dejado", continuó. "Se hizo lo que se pudo para ayudarlos. Si no, sabe Dios qué les hubiera pasado".

Santiago elogió el trabajo de los rescatistas, mientras que sugirió que las autoridades coloquen letreros en el área, "que no hay, para los que no sabemos de esas cosas podamos saber lo que puede pasar".


💬Ver 0 comentarios