Madre, hija, mujer luchadora. Dos amigas cercanas describen a Anny Solanyi.

Su nombre era Anny Solanyi Marte, pero sus amigas más cercanas la llamaban solo por su segundo nombre. Se desvivía por sus hijos, un joven de 20 años y el otro de 14, y su mayor deseo era que completaran sus estudios. Le gustaba bailar, sobre todo con su padre, y gran parte de su tiempo lo pasaba trabajando en su propio negocio.

Anny es la víctima más reciente de la violencia de género en Puerto Rico, luego de que su expareja, con quien mantuvo una relación de tres meses, la mató de un disparo en la mañana del miércoles en su propio hogar. Tenía 44 años.

“Ella era una persona amable, excelente hija con sus padres, excelente hermana. Trabajadora, luchadora, una madre excepcional, todo era para sus hijos”, compartió Alexandra Pérez, amiga de Solanyi, con El Nuevo Día. “Nos ha chocado muchísimo esto que ha pasado, demasiado, porque no lo esperábamos. Ella no merecía algo así”.

Anny era natural de República Dominicana. Era su propia jefa, como técnica de uñas, en un espacio en el segundo nivel de su hogar en Barrio Obrero, en donde fue brutalmente asesinada por Winston Mercado Capellán, quien habría confesado a su hermano el crimen antes de quitarse la vida.

Pérez dijo que Anny se divorció del padre de sus hijos poco después del nacimiento del menor y nunca se volvió a casar. Siempre fue cuidadosa con las personas que dejaba entrar a su vida. Hace siete meses “le dio la oportunidad” a Mercado Capellán “a ver qué pasaba”.

La relación no prosperó, indicó Pérez, porque su amiga “se dio cuenta de unas cosas que para ella no estaban bien”. Se habían separado hace cuatro meses, pero él insistía en continuar.

“El día antes de lo sucedido, él fue a su casa en la mañana e hizo lo mismo que (el miércoles). Cuando ella llegó de llevar al nene al colegio, que se baja de la guagua, ella me llama y me dice ‘Qué susto acabo de pasar, este hombre (Mercado Capellán) se me apareció aquí de la nada’. Y yo le dije, ‘llama a la Policía’, pero ella me decía que le daba pena, que él no le iba a hacer nada”, narró.

Mercado Capellán regresó el miércoles, con un arma de fuego.

“Yo le dije, ‘tienes que llamar a la Policía, no te confíes de él, ya llegó hasta tu casa, no te confíes de él’, pero no me oyó”, lamentó Pérez.

Anny Solanyi Marte No encuentro las palabras correctas para despedirte, ha sido doloroso la manera que te fuiste tan...

Posted by Alexandra Perez on Thursday, October 14, 2021

Una llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1 alertó a las autoridades sobre el crimen cercano a las 8:15 a.m. El cuerpo de Anny fue encontrado en la marquesina de su hogar. El hombre de 47 años se quitó la vida a eso de las 8:50 a.m. en la Urbanización Vista Mar, en Carolina.

Yalecsi Carmona, otra amiga muy cercana de Anny por casi una década, se hizo eco de las expresiones de Pérez sobre la alegría que irradiaba con amigos y familiares. Reiteró que su vida era el trabajo y sus dos hijos.

“Anny era superalegre, le encantaba bailar, especialmente con su papá. Le encantaba la fiesta, era una persona bien trabajadora. Trabajaba mucho, su único día libre era los domingos. Vivía para sus dos hijos. Y era bien apegada a su mamá, era una persona bien familiar”, resaltó.

En su negocio creó una comunidad de mujeres con las que compartía mensajes de emprendimiento y amor propio, tal y como evidencian sus redes sociales. Su futuro estaba lleno de planes, entre ellos viajar a Santo Domingo para pasar la Navidad con su familia.

Según datos de la Oficina de la Procuradora de las Mujeres, entre enero y el pasado 31 de agosto, se registraron 5,314 incidentes de violencia de género en Puerto Rico.

“A veces, o no lo denunciamos, pensando que no es capaz de (hacer daño), o lo denuncias y las autoridades hacen caso omiso. En el caso de Anny era algo confuso, porque a veces uno piensa que es amor, pero es acoso en realidad. Ha sido duro”, expresó Carmona.

La Coordinadora Paz para las Mujeres cuenta con un directorio de ayuda para víctimas de violencia de género. Otros recursos de ayuda son la Casa Protegida Julia de Burgos (787-723-3500) y el Proyecto Matria (787-489-0022).

💬Ver comentarios