Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El exsecretario de Justicia Luis Sánchez Betances “se aprovechó de los accesos privilegiados que le daba su posición” cuando acudió a la escena y al cuartel donde su amigo, Jaime Sifre, estaba arrestado el pasado 6 de diciembre por conducir ebrio, concluyó la abogada Josefina Cruz, de la Oficina de Ética Gubernamental (OEG), en su argumento final hoy para someter el caso por alegadas violaciones éticas contra el exfuncionario.