La querella fue investigada por el agente Jorge Arzola, del precinto de Cupey. (Xavier J. Araújo Berríos)

Personal de los laboratorios del recinto de Cupey de la Universidad Ana G. Méndez radicó una querella ante el Negociado de la Policía luego que la falta de energía eléctrica provocada por el paso de la tormenta tropical Isaías causó el estallido de un congelador donde se almacenaban químicos y reactivos.

Según el informe preliminar difundido por la Uniformada, el querellante y encargado de los laboratorios, Alexis Ríos Agosto, indicó que debido a la falta de energía ocurrió un incidente de cambio de presión en un congelador que causó un estallido.

La explosión, en cambio, destruyó muestras de químicos, reactivos, cultivos de células y muestras ambientales que se encontraban almacenadas.

La querella fue investigada por el agente Jorge Arzola, del precinto de Cupey.