Además, busca el testimonio del exgobernador Ricardo Rosselló.

La defensa legal del exalcalde de Guaynabo Héctor O'Neill solicitó al tribunal que citara a la gobernadora Wanda Vázquez Garced, en calidad de exsecretaria de Justicia; y a Ricardo Rosselló Nevares, en calidad de exgobernador de Puerto Rico, como testigos en el caso de Mayra Vázquez Santiago contra el ex ejecutivo municipal.

“Yo venía preparado para explicarlo en corte abierta, sin embargo, la jueza ha indicado que lo quiere por escrito. Yo estimo que debo cumplir con la orden del tribunal”, sostuvo Padilla este martes a su salida de la sala 705 del Centro Judicial de Bayamón, respecto a las razones por las cuales está solicitando al tribunal la citación de Vázquez y Rosselló testigos en el caso.

Antes de tomar una determinación, la jueza Nerisvel Durán Guzmán solicitó a Padilla que presente “evidencia sobre la pertinencia de esos testigos”.

La defensa, además, solicitó que se citaran como testigos a la fiscal que investigó el caso, Lynet Velázquez Grau, así como al licenciado Antonio Bauzá Torres, aunque se desconocen las razones. Asimismo, se incluyó al esposo de una de las testigos.

“Yo no comento cuál es el contenido de mis testimonios. Sobre eso, surgirá en sala”, afirmó.

Padilla también pidió a la jueza la desestimación del cargo por violación al Artículo 3.2(c) de la Ley de Ética Gubernamental, argumentando que el pliego acusatorio no imputa delito porque el acusado no obtuvo ningún beneficio económico como hecho constitutivo del delito. Por ese cargo, el exalcalde podría enfrentar hasta cuatro años de cárcel.

La jueza informó que hará su determinación por escrito y que la resolución estará lista antes de que comience el proceso de selección del jurado, cuyo inicio se pautó hoy para el 23 de septiembre.

“Ellos no tienen prueba ninguna de beneficio económico, eso está claro”, dijo Padilla.

Ante eso, los fiscales de la Oficina del Panel sobre el Fiscal Especial Independiente (OPFEI) Leticia Pabón y Guillermo Garau argumentaron que en el caso y en la ley está claro que la palabra “beneficio” no se refiere exclusivamente a “económico”.

“Está claro para la defensa, el beneficio no tiene que ser económico”, sostuvo Pabón.

“Beneficio, ventaja, no significa que tenga que ser de valor monetario o económico. (Se refiere a) cualquier tipo de ventaja no permitida por ley”, añadió Garau. En ese caso, además, O'Neill enfrenta otros dos cargos por actos lascivos que le sumarían hasta ocho años de cárcel.

Sobre la selección del jurado, la jueza concedió a las partes aumentar de 7, a 12, la cantidad de recusaciones perentorias.

“El Tribunal está consciente de la complejidad del caso”, sostuvo Durán Guzmán, en referencia a que se trata de un proceso de alto interés público y de una figura pública, lo que podría complicar la selección de los miembros del jurado.

Originalmente, la defensa había solicitado que se aumentara a 15 la cantidad de recusaciones, pero el Tribunal entendió que dicha cantidad era excesiva. Una recusación perentoria permite a las partes descartar posibles miembros del jurado, si se considera que la parcialidad del individuo está predeterminada.

De acuerdo a la acusación, mientras O’Neill se desempeñaba como alcalde en o para el 22 de diciembre de 2011, de manera ilegal, voluntaria, criminal e intencionalmente, a propósito y con conocimiento utilizó sus deberes, facultades de su cargo y la propiedad pública municipal para obtener para él un beneficio personal o privilegio no permitido por ley.

“El imputado en las facilidades de la oficina de la alcaldía, incurrió en unos acercamientos de naturaleza sexual no deseados con Mayra Vázquez Santiago, quien era subalterna y se desempeñaba como Técnica de Recate en el Departamento de Manejos de Emergencias en el Municipio de Guaynabo, y aprovechándose de su posición de alcalde utilizó la fuerza o intimidación para tocarle los senos, las nalgas, le lamió el área del abdomen, le subió la camisa y trató de besarla en la boca, y ante el rechazo de esta, le instruyó que no le divulgara lo sucedido a nadie”, sostiene la acusación.

También hoy en el Centro Judicial la jueza María Trigo determinó en una segunda vista de estatus que la selección del jurado en el caso de Yenetamine Díaz contra O’Neill comenzará el 14 de enero de 2020 y se extenderá hasta el 28 de febrero.

El caso de Díaz se atiende de forma separada al de Vázquez Santiago y comenzaría una vez el primer caso haya culminado. En la segunda acusación, O’Neill enfrenta cuatro cargos graves y uno menos grave, por violaciones a la Ley de Violencia Doméstica (maltrato y agresión sexual) y la Ley de Ética Gubernamental, así como acoso sexual y exposición deshonesta, con hasta 25 años de cárcel. 


💬Ver 0 comentarios