La defensa en el caso de la masacre de Trujillo Alto afina sus alegatos (horizontal-x3)
Antonio Ramos Cruz, a la izquierda, y Juan Carlos Meléndez Serrano, a la derecha, fueron excarcelados el 13 de junio pasado, y están a la espera de un nuevo juicio por la llamada “Masacre de Trujillo Alto”. (Archivo / GFR Media)

Por petición del Departamento de Justicia, el Tribunal de Apelaciones paralizó el inicio del nuevo  juicio contra  Juan Carlos Meléndez Serrano y Antonio Ramos Cruz, acusados por la muerte de Haydée Maymí Rodríguez y sus dos hijos.

 Pero como parte de su proceso de revisión, este foro intermedio solicitó a los abogados de los acusados que presentaran alegatos respondiendo a los planteamientos del procurador general, Luis Román Negrón.

El director del Proyecto Inocencia y abogado de Ramos Cruz, Julio Fontanet Maldonado explicó a El Nuevo Día que afinaba los detalles del alegato que debe presentar en o antes del 6 de septiembre.

“Estamos muy optimistas. Yo pienso que el alegato nuestro va a sostener la resolución de la jueza (Berthaida) Seijo”, afirmó el también decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana.

El pasado 13 de junio, la jueza Seijo Ortiz, del Tribunal de Carolina, concedió la petición de nuevo juicio que solicitaron los abogados del Proyecto Inocencia, así como los licenciados Alex Rosa Ambert  y Juan Matos de Juan, quienes representan a Meléndez Serrano.

Al coincidir con los abogados defensores, la togada concluyó que existía prueba nueva en el caso que no estaba disponible cuando un jurado encontró al dúo culpable en 1992.

Seijo Ortiz apoyó su decisión en los resultados de nuevas pruebas de ADN, pero también cuestionó la investigación que culminó en el veredicto culposo de los alegados autores de la llamada “Masacre de Trujillo Alto”.

“Los resultados de las pruebas de ADN mitocondrial presentadas durante este procedimiento de nuevo juicio, no meramente excluyen a los peticionarios por su propia naturaleza, sino que también, establecen las bases en un nuevo juicio para impugnar los testimonios de estos dos testigos y la evidencia presentada durante el juicio”, afirmó la togada en la resolución.

Inmediatamente, los fiscales Yamil Juarbe Molina y Martín Ramos Junquera anticiparon que buscarían revertir esa decisión. 

Un mes después,  un panel compuesto por los jueces Mirinda Vicenty Nazario, Troadio González Vargas, Aida Nieves Figueroa y Waldemar Rivera Torres acogió la solicitud de paralización del Ministerio Público mientras evalúa los reclamos del Estado.

Fontanet Maldonado anticipó que en su alegato destacará la participación del entonces fiscal Andrés Rodríguez Elías, cuya intervención con los testigos provocó que cambiaron su versión del crimen ocurrido el 26 de junio de 1989, en Trujillo Alto. 

Actualmente, los acusados se encuentran libres bajo fianza, mientras la jueza Gretchka Curbelo del Valle, del Tribunal de Carolina, aguarda la decisión del Apelativo para continuar con el proceso.

La próxima vista sobre el estado de los procedimientos está pautada para el 15 de octubre.


💬Ver 0 comentarios