(semisquare-x3)
Steven Sánchez Mártir. (Xavier J. Araújo Berríos)

La vista preliminar en alzada contra Steven Sánchez Mártir, a quien se le investiga como autor del asesinato de Pedro Marrero Díaz, ocurrido el 2 de agosto en la habitación 534 del Hospital Hima, en Caguas, se celebrará mañana en la sala del juez Francisco Oquendo Solís, del Tribunal de Caguas.

Luego de que se encontrara causa en su contra por cargos de asesinato y violación a la Ley de Armas, el juez José Ramírez Legrand emitió un fallo el 15 de noviembre en un escrito de 21 páginas donde determinó que existía ausencia total de prueba contra el acusado. Entre otras cosas, sostuvo en su escrito que ninguno de los testigos de cargos ubicó al acusado en la escena al momento del crimen.

El 29 de noviembre, Ramírez Legrand declaró no ha lugar una petición del Departamento de Justicia para que se reconsiderara el fallo en el que se desestimaron los cargos.

Sánchez Mártir se encuentra bajo la custodia de las autoridades federales desde el 23 de agosto tras ser acusado por posesión de municiones.

La fiscalía ha citado para la vista de mañana a varios testigos, como Milda Díaz Díaz -madre de la víctima, el exmilitar Gerardo Burgos Rosado, un individuo identificado como Josean Figueroa Rosado y varios agentes.

En su moción de reconsideración desestimada, firmada por la fiscal Maribel Mojica, se planteó que en la moción de desestimación de cargos no se reflejó fielmente el contenido de los testimonios en vista preliminar, que el Ministerio Público no tenía la obligación en vista preliminar de presentar toda la prueba que tiene a su disposición y que la prueba presentada fue "más que suficiente en derecho" para sostener la determinación de causa para juicio.

Por ejemplo, Mojica insistió en que se presentó "extensa prueba testifical, documental y digital" que establecía los elementos de delito y su vínculo con el acusado. Además, afirmó que en una solicitud de desestimación no se evalúa la credibilidad de los testimonios sino que se determina si hubo ausencia total de prueba, lo que alegadamente no ocurrió en el caso de Sánchez Mártir.

Sostuvo Mojica que la madre de Marrero, Milda Díaz Díaz declaró que identificó a Sánchez Mártir como el individuo que entró a la habitación de su hijo, con algo tapado bajo una tela que colocó bajo su brazo izquierdo el mismo día del crimen, pero no precisó la hora.

Mojica recordó también que el testigo Gerardo Burgos Rosado identificó en sala a Sánchez Mártir como al sujeto que vio en el mismo piso de la habitación de Marrero Díaz en el mismo periodo en que las cámaras de seguridad captaban al acusado dentro de la instalación médica. Este testigo vio de perfil a una distancia de 120 a 125 pies al individuo que luego identificaría en una tercera ronda de verificación a Sánchez Mártir.

En su testimonio, Burgos Rosado indicó que el hombre que vio no tenía tatuajes, cuando Sánchez Mártir sí los tiene.

Mojica también trajo a colación como un individuo, supuestamente Sánchez Mártir, aparece en vídeos de seguridad lanzando una colilla al suelo antes de entrar al hospital. Esa colilla fue examinada para material genético y comparó positivamente con el del acusado.


💬Ver 0 comentarios