Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

César Correa Suárez, padrastro de la menor, todavía no cuenta con representación legal. (GFR Media)

Para evitar fragmentar el caso, la tarde del viernes quedó aplazada la vista de necesidad para que la jueza Yazdel Ramos Colón, del Tribunal de Carolina, determine si una menor debe declarar vía circuito cerrado sobre el alegado patrón de agresión sexual y de prostitución que sufrió por varios años a manos de su padrastro, su madre y otros siete hombres.


💬Ver 0 comentarios