Hasta el momento, el apoyo de la Guardia Nacional a la Policía se ha limitado a caravanas para orientar a los ciudadanos sobre la orden ejecutiva para el cierre y toque de queda. (GFR Media)

A nuestra audiencia: El Nuevo Día te ofrece acceso libre de costo a su cobertura noticiosa relacionada con el COVID-19. Si quieres apoyar nuestra misión de brindarte información verdadera, pertinente y útil ahora y después de la emergencia, te exhortamos a suscribirte en suscripciones.elnuevodia.com.

----

Los militares de la Guardia Nacional no podrán patrullar con la Policía a menos que completen su formación como cualquier cadete en la Academia de la Uniformada.

En una orden, el juez federal Gustavo Gelpí dispuso que "mientras el acuerdo para la Reforma de la Policía entre el gobierno de Puerto Rico y el Departamento de Justicia esté en efecto... (el gobierno de Puerto Rico) está impedido de entrada en usar personal de la Guardia Nacional para realizar actividades tradicionales de ley y orden".

Desde que comenzó la emergencia del COVID-19 y empezaron las bajas en la Policía por contagios, la Guardia Nacional fue activada para proveer servicios en distintas áreas, mientras se planteaba la posibilidad de una consulta a Gelpí para proveer algún tipo de adiestramiento que les permitiera patrullar junto con los Policías.

En su orden de hoy, Gelpí planteó que "los oficiales de la Guardia Nacional no se pueden adiestrar de la noche a la mañana para entrar a hacer cumplir la ley".

Asimismo, señaló que su aseveración estaba apoyada no solo por su experiencia "de tres décadas" en contacto con la Policía, sino por una revisión extensa del currículo que exige la Reforma.

Recordó que el proceso de estudio y de experiencia práctica toma "meses" para cumplir con el Acuerdo de la Reforma, mientras que posteriormente los policías se someten a educación continua.

"Por esto, es incomprensible presumir que los oficiales de la Guardia Nacional pueden entrenarse en funciones tradicionales policiacas en un abrir y cerrar de ojos", recalcó.

"Solamente hay una forma de adiestramiento policiaco aceptable constitucionalmente bajo el acuerdo para la Reforma, y ese es aprobando el rígido e intenso currículo de la academia y continuar recibiendo educación continuada académica y en el campo", abundó.

Como ejemplo, destacó que los policías se adiestran en técnicas de investigación y sobre los distintos grados de uso de la fuerza al intervenir con ciudadanos.

No si quiera considera que los oficiales que catalogados como policías militares de la Guardia Nacional cuentan con la preparación que requiere la Reforma.

Sin embargo,, Gelpí no cerró la puerta a que en un futuro el gobierno de Puerto Rico y el Departamento de Justicia de Estados Unidos lleguen a un acuerdo para que establezca un currículo para que se pueda cumplir con los requisitos.

Por lo pronto, Gelpí dijo que la participación de los militares tendrá que ceñirse a cualquier otro tipo de servicio que no requiera funciones policiacas.


💬Ver 0 comentarios