El licenciado Manuel Moraza, abogado de la defensa. (GFR Media) (semisquare-x3)
El licenciado Manuel Moraza, abogado de la defensa. (GFR Media)

La defensa de la maestra Elimar Chardón Sierra reveló el contenido completo de los mensajes de voz dejados a la jueza federal Laura Taylor Swain en un intento por demostrar que sus expresiones están protegidas por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.

En una moción sometida al juez federal Francisco Besosa, el licenciado Manuel Moraza solicitó la desestimación del cargo de realizar “comunicaciones hostigadoras a través del comercio interestatal”.

Lee aquí la moción que contiene los mensajes de la maestra

Además de indicar que las expresiones están protegidas constitucionalmente, Moraza argumentó que también procede la desestimación porque el pliego acusatorio “falla en establecer una ofensa criminal”.

La moción también señala que de acuerdo con la entrevista que le realizara el Negociado Federal deInvestigaciones (FBI), “ella no estaba amenazando con tomar alguna acción para matar a la jueza Swain. Chardón estableció que ella no tenía los medios ni la habilidad para llevar a cabo ese tipo de ataque y que no intentaría matar a la jueza Swain si tuviera la oportunidad”.

“Chardón sí dijo que ella odia y espera que la jueza Swain muera. Pero no estaba planificando ningún tipo de violencia en contra de ella”, agregó.

De acuerdo con el abogado de la defensa, los mensajes que Chardón Sierra dejó en el buzón de voz en la oficina de Swain “claramente son políticos”.

“Ella está expresando su decepción de que la jueza Swain aprobara el acuerdo de COFINA que establecerá impuestos adicionales a los residentes de Puerto Rico por al menos 40 años más”, sostuvo Moraza.

Indicó que el primer mensaje fue dejado a las 9:03 de la mañana del 5 de febrero de 2019:

“Quisiera decirle gracias, muchas gracias, juez, por condenarnos. Usted nos ha condenando a la gente de Puerto Rico. Usted nos ha condenando a la gente de Puerto Rico a 40 años de esclavitud. Nosotros no usamos ese dinero. Somos rehenes de su gobierno estúpido. Usted es la metrópolis. Somos una colonia. No tenemos otra opción. Nosotros ni si quiera escogemos a nuestros políticos. Ellos, ellos, ellos roban sus elecciones. Ellos usan el dinero. Ellos usan nuestro dinero y ellos nos han condenado a 40 años de esclavitud. Espero que esté feliz. Espero que usted esté bien, bien feliz, nos ha condenado, nos ha fastidiado, usted ha fastidiado a millones de vidas. Gracias por recordarme de que no soy nada más que un peón insignificante, insignificante, insignificante, insignificante. Soy un peón insignificante. Soy rehén de su gobierno estúpido, y espero que esté feliz. Espero que esté feliz de que nos ha fastidiado a cada puertorriqueño vivo. Gracias, que tenga un buen día y realmente, realmente espero que sea asaltada, para que pueda sentir”.

Ese mismo día, a las 12:40 de la tarde, dejó el segundo mensaje:

“Cómo se siente darle a Wall Street 40 años de saqueo, sí, es un saqueo, hemos sido saqueados. ¿Sabía que Puerto Rico es un jod… territorio de Estados Unidos? ¿Jod… lo sabía, juez, que no tenemos voz sobre nuestro destino? Ustedes todos tienen nuestras manos en sus jod… manos, jod… pu… usted tiene nuestras vidas en sus sus manos, usted pudiera haber (...). Usted tiene Wall Street, usted tiene Wall Street eso es lo que usted tiene, usted hace al rico más rico y al pobre más pobre, y usted acaba de condenar a la gente de Puerto Rico. Voy a estar pagando por una deuda que yo no adquirí, yo no adquirí esa deuda. Me siento en las calles en mi pueblo. Mis vecinos y yo estamos sintiendo los hoyos en las calles. Nosotros la gente en la calle estamos sintiendo los hoyos en las calles, las calles están rotas, están jod… rotas e ignoradas por el gobierno para el que estamos pagando impuestos. Pero no están arreglando una mier… Nosotros, usted sabe, hemos estado sin energía (eléctrica) por más de un año nosotros (...). ¿Y ahora usted viene y nos dice que tenemos que pagar 40 años de nuestro dinero que nosotros no saqueamos? ¿Por qué no manda a esos jod… políticos a la cárcel, maldita sea? ¿Por qué no los manda a la cárcel? Ellos nos han robado. Ellos le han robado la gente vieja, la gente está muriendo (...) porque ellos no tienen una forma decente para retirarse. Su retiro ha sido robado. La gente vieja tene que trabajar en McDonald’s después de haber trabajado toda su vida (...) que tenemos que pagar (...). Yo tendré que pagarle. Yo tendré que pagarle. Yo tendré que pagar. Yo tengo una familia. Escuche mi voz. Yo espero que le roben como nosotros hemos sido robados. No tenemos libertad. No podemos escoger nuestro propio camino. No podemos escoger nuestro destino. Ni si quiera podemos escoger un presidente. Ni siquiera podemos escoger un presidente (...) jod… presidente. Somos su rehén. Usted nos tiene como rehenes. Nos ha condenado. Jod…, jod…, jod… otra vez. Y por siempre otra vez y espero que usted muera, usted jod… pu…”.

La moción señala que el tercer mensaje, parte del cual reproducimos de forma textual a continuación, fue a las 12:46 de la tarde:

“Usted no es una jueza. Usted no hace justicia. Usted trabaja para los ricos. Usted no es una jueza. Usted es solo una señora, señora, señora Swain, usted no es más que una señora vieja. Jueza… ah, no me haga reír. ¿usted sabe? Usted debe terminar sin hogar. Debe terminar sin hogar, sin hogar. No, eso es muy extremo, sin hogar, sin plan de salud. Sí, espero que se quede sin hogar. Espero que pierda su plan de salud. Realmente espero que pierda su plan de salud, sí. Yo (...) usted solo tenga que estar en las calles como nosotros. Sí, usted se merece estarlo. ¿Sabe qué? ¿Por qué no se muda a Puerto Rico? No lo hará, jod… cobarde. Usted no irá a Puerto Rico para ver lo que nos ha hecho. Usted no quiere ver el daño que se le hace a toda la isla, una isla colonizada, una bella isla colonizada, una isla donde ha estado, una isla que ha sido usada para pruebas de drogas. Sí, como (...) ¿usted sabe que el (...) diga (...)? Son probadas en Puerto Ruco y muchas otra cosas nosotros no somos más que un laboratorio, más que ratas para usted. Espero que se quede sin hogar. Quisiera que sintiera los rotos en la carreteras y que no tenga a donde ir. Yo quiero que usted, usted, usted que nos condenó a toda la isla, Cuatro millones de personas condenados por usted, sí, por usted, porque usted tuvo la oportunidad de hacer justicia y no lo hizo, así que no es una jueza”.

Cuando el abogado anunció que transcribiría los mensajes, el juez federal Francisco Besosa le había advertido que ese documento no podría entrar como evidencia en el caso, pero sí se le podría entregar al jurado para que pueda leerlo mientras escucha el audio de los mensajes.

“Creo que es necesario escuchar lo que dijo para determinar qué está cubierto por la Primera Enmienda”, expuso Besosa, antes de comentar que la fiscalía podría argumentar que algunas partes sí están protegidas y otras no.

Por su parte, el fiscal federal Alexander Alum solicitó al juez que se debía realizar una vista para que se escuchen los mensajes, si es que el juez acepta resolver la moción de desestimación en términos de argumentos legales.

“Es importante oírlo, porque no es lo que se dijo (en los mensajes), sino cómo se dijo, el tono, el grito, las obscenidades que se dijeron”, sostuvo Alum.

Un Gran Jurado federal emitió un pliego acusatorio con un cargo contra Chardón Sierra por violación a un estatuto del Código Penal de Estados Unidos, conocido como “Comunicación Hostigadora en el Comercio Interestatal”.

La descripción del cargo indica que el pasado 5 de febrero Chardón Sierra “realizó repetidas llamadas telefónicas interestatales, en cuya comunicación resultó en la forma de varios mensajes de voz hostigadores, solamente para hostigar una persona en el número llamado y la persona que recibió la comunicación”.

Antes de que emitiera el pliego acusatorio, Chardón Sierra fue arrestada a través de una denuncia sometida por un agente del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés).

En la declaración jurada, el agente del FBI indica que el 14 de febrero el FBI fue notificado sobre “mensajes telefónicos hostigadores” en la máquina de mensajes de voz en la oficina de la jueza Swain, en el Tribunal Federal del Distrito Sur de Nueva York.


💬Ver 0 comentarios