Hasta la semana pasada, más de 160 comedores escolares estaban abiertos para proveer comidas calientes a quienes las necesitaran. (JUAN ANGEL ALICEA MERCADO)

El Tribunal Supremo determinó que atenderá el pleito incoado por varios individuos y organizaciones sin fines de lucro en contra del Departamento de Educación para exigir la apertura de los comedores escolares.

Ante esto, el máximo foro judicial emitió hoy una resolución en la cual establece un término hasta el próximo lunes, 6 de julio, para que Educación se exprese al respecto.

De los nueve jueces del Tribunal Supremo, tres se opusieron a la determinación mayoritaria de acoger el recurso.

“En el caso de autos, lo apropiado es que el caso prosiga su trámite en el Tribunal de Apelaciones”, argumentó el juez Edgardo Rivera García en una expresión disidente, a la cual se unieron los jueces asociados Rafael Martínez Torres y Mildred Pabón Charneco.

“Al evaluar la solicitud de certificación intrajurisdiccional de autos es el hecho de que el dictamen del foro apelativo puede evitar que este Tribunal tenga que pronunciarse innecesariamente en este caso. Ante ese cuadro, lo que procedía era declarar no ha lugar desde este momento el Auto de certificación intrajurisdiccional y la Moción de ordenprovisional en auxilio de jurisdicción que presentó la parte peticionaria”, añadió Rivera García.

El recurso judicial para exigir que el Departamento de Educación reabra todos los comedores escolares en medio de la pandemia de coronavirus había estado, hasta el momento, en manos del Tribunal de Apelaciones, luego que el gobierno solicitara una revisión de la sentencia emitida por el juez superior Anthony Cuevas Ramos a finales de mayo. En dicha sentencia, el juez ordenó a Educación a abrir todos los comedores escolares que fueran necesario para alimentar a todas las personas necesitada a causa de la crisis social y económica causada por el COVID-19.

Con la determinación del Supremo de acoger el caso, los procesos en el Tribunal de Apelaciones quedan suspendidos.

La semana pasada, el Apelativo suspendió una vista que se celebraría en el Tribunal Superior de San Juan para evaluar el cumplimiento de Educación con la sentencia de Cuevas Ramos. Asimismo, le dio hasta el pasado lunes, 29 de junio a los demandantes para que emitieran un escrito con sus argumentos sobre la apelación que presentó el Departamento de Justicia, en representación de Educación.

En la demanda original, radicada el martes, 28 de abril, siete familias y cinco organizaciones sin fines de lucro reclamaron que el Departamento de Educación ordene la reapertura de las cocinas de los comedores escolares y cumpla así con su obligación de proveer alimentos a los estudiantes. De acuerdo con el recurso legal, el gobierno no puede transferir su responsabilidad a organizaciones sin fines de lucro, como se ha pretendido hacer al donar las comidas adquiridas por la Autoridad Escolar de Alimentos a entidades no gubernamentales.