Frank Torres Viada, abogado del Municipio de San Juan, presentó el recurso conocido como un “quo warranto”.
El abogado de los demandantes, Frank Torres Viada. (Teresa Canino Rivera)

La juez Rebecca de León se reservó esta mañana su fallo al atender una demanda presentada por 20 electores de Culebra, quienes alegan que sus votos correspondientes a la elección general no han sido contabilizados, sostuvo Frank Torres Viada, quien forma parte del grupo de abogados de los demandantes.

Torres Viada indicó a El Nuevo Día que la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) presentó una certificación para intentar demostrar que los votos de los demandantes sí habían sido contabilizados. Torres Viada indicó que sus representados no le dieron ese valor probatorio al documento.

Ayer, De León le había ordenado a la CEE que presentara hoy una certificación que acreditara que los votos de los demandantes se habían contado.

“El caso ha quedado sometido”, dijo Torres Viada.

La demanda fue presentada basándose en dos premisas: que los votos reflejados en el sitio web de la CEE no reflejaban los votos ejercidos a domicilio y, por lo tanto, no se había respetado el derecho de los electores al voto. Todos los demandantes votaron mediante voto adelantado a domicilio.

La segunda premisa emana de informes de prensa que apuntaban a que un maletín de Culebra había desaparecido. Luego se concluyó que el maletín llegó a la CEE el 26 de octubre, pero se mantiene la duda sobre si los 20 votos fueron contados.

Actualmente, el retador Edilberto Romero, del Partido Nuevo Progresista, tiene una ventaja de apenas dos votos sobre el alcalde popular Iván Solís. Según el coordinador electoral de Pedro Pierluisi, Edwin Mundo, esa ventaja ha crecido a cinco votos.

Torres Viada, por su parte, insistió en que la cantidad de demandantes hace que numéricamente se conviertan en un factor decisivo en la contienda por la alcaldía, independientemente de si la ventaja es de dos o de cinco votos.

“Lo que estamos pidiendo es que la CEE cuente esos votos de manera preliminar y, una vez se satisfaga ese conteo, sean referido e integrados al escrutinio general”, dijo el abogado. “Pero por los documentos que vimos de la CEE, se levantan más dudas”.

En concreto, los demandantes le exigen que la CEE presente los recibos electrónicos de las máquinas de escrutinio, donde quedaría evidenciado si los votos en controversia fueron contados o no. En el caso de que los votos hayan sido contados a manos, solicitan un acta que así lo acredite.

“Si presentan esos dos documentos, se acaba la controversia”, concluyó Torres Viada. “Pero la CEE ha sido incapaz de presentar esos documentos”.