Zulma M. Renta Ramos (der.) ha estado encarcelada desde el pasado 4 de febrero. (Gerald López Cepero)

Zulma M. Renta Ramos, quien se declaró culpable de apropiarse de sobre $71,000 de una clase graduanda del Academia Perpetuo Socorro presidida por su hija, fue sentenciada a cumplir seis años en prisión.

La sentencia emitida por la jueza Eloína Torres Cancel, del Tribunal de San Juan, fue confirmada por Ileana Báez, oficial de prensa de la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT).

Renta Ramos, en principio, sometió alegato de no culpabilidad el 8 de abril de 2019 luego de ser acusada por fiscales del Departamento de Justicia de 38 cargos cargos por violación al Artículo 182 por apropiación ilegal agravada, dos cargos por Artículo 181 por apropiación ilegal, un cargo por Artículo 202 por fraude, un cargo por Artículo 203 por fraude por medio informático, 39 cargos por Artículo 212 por falsedad ideológica, y 39 cargos por Artículo 217 por posesión y traspaso de documentos falsificados.

Las violaciones a los Artículos 201 y 203 conllevaron una pena de seis años. Mientras, las violaciones a los Artículos 182, 217 y 212 conllevan tres años de cárcel cada una. No obstante, debido a que las penas fueron concurrentes entre sí y consecutivas con cualquier otra sentencia, Renta Ramos cumplirá seis años de cárcel, la pena más alta de todas las faltas por las que resultó convicta.

No obstante, Renta Ramos cambió su alegato a “culpable" el 10 de septiembre de 2019, el día que comenzar el juicio en su contra. La fiscalía le imputó un fraude de $71,639.85 contra la clase graduanda, por hechos que se remontaban desde el 7 de junio de 2018 al 5 de febrero de 2019, a solo meses de que se llevara a cabo la graduación.

Renta Ramos, de 64 años, había renunciado a la vista preliminar en junio pasado, cuando su abogado José Colom Fagundo informó que buscarían iniciar una negociación con el Ministerio Público.

Según el acuerdo alcanzado entre la fiscalía y la defensa para declarse culpable, Renta Ramos tenía hasta el 9 de marzo para restituir $50,000 pero, según confirmó la fiscal de la División de Delitos Económicos de Justicia, Ileana Agudo Calderón, la mujer no devolvió el dinero. Por consiguiente, Torres Cancel añadió a la sentencia que Renta Ramos tiene que devolver dicha cantidad.

Como parte del esquema, Renta Ramos giraba cheques sin autorización, los cuales cambiaba por dinero en efectivo o los depositaba en su cuenta de cheques personal. Además, vinculó la cuenta de la clase graduanda a una cuenta en PayPal, mediante la cual realizaba transacciones y compras personales, como pasajes aéreos.

La mujer ha estado encarcelada desde el 4 de febrero por instrucciones de Torres Cancel.