Lersy Boria Vizcarrondo

Punto de vista

Por Lersy Boria Vizcarrondo
💬 0

¿Cuánto vale tu vida?

Es imposible ponerle precio a la salud. Al hacerlo, corremos el riesgo de convertir en negocio la vida de las personas. Quizás por eso mismo, a veces, estamos dispuestos a pagar más por proteger nuestros bienes materiales, que nuestro propio bienestar físico.

Un ejemplo de esto lo vemos con nuestros vehículos. Cada año, pagamos por proteger nuestros automóviles, más del doble de lo que pagamos por garantizar nuestro bienestar físico, en caso de un accidente. El mercado y la depreciación ponen un precio fijo a los carros, pero con la vida de cada uno de nosotros no pasa lo mismo. Nuestras vidas no tienen precio.

Sin embargo, los servicios médicos sí tienen un costo asociado con el sistema actual. Por eso, es bueno que los conductores entiendan los beneficios que obtienen cuando asumen el pago anual de una prima de seguro de la Administración de Compensaciones por Accidente de Automóviles (ACAA).

La cubierta básica para todos los lesionados elegibles durante un accidente de auto, incluye, entre otras cosas, la hospitalización, cirugías, medicamentos y servicios de rehabilitación durante dos años (incluso más, dependiendo del caso) para todas aquellas condiciones derivadas del accidente. Además, los servicios de enfermería, equipo médico, casas de convalecencia y servicios dentales, son parte de la cubierta básica.

Es decir, si usted, un familiar o alguna persona conocida, sufre lesiones, leves o graves, durante un accidente de tránsito, y cumple con los criterios de elegibilidad, la cubierta de ACAA incluiría los servicios anteriormente mencionados, muchos de los cuales no están incluidos en las cubiertas básicas de los principales planes médicos en Puerto Rico. Planes por los cuales, por cierto, pagamos mensualmente, en adición a nuestra prima anual.

Pero ACAA no es un plan médico, ni pretende serlo. Nuestro interés es garantizar el bienestar de toda persona perjudicada en un accidente de tránsito, no importa su condición social, ni su cobertura médica personal. Por ello, además de la cubierta básica, ACAA cuenta con un programa de compensación por pérdida de ingresos a causa de alguna incapacidad asociada al accidente. Bajo este beneficio, el lesionado que cumpla con los requerimientos podría obtener hasta el 50% del ingreso semanal dejado de percibir, hasta un máximo de $100, durante el primer año.

De igual forma, ACAA ofrece compensaciones por desmembramiento de extremidades o pérdida de vista, que hayan sido ocasionadas por el accidente y dentro de un término de 52 semanas.

ACAA también provee compensación para dependientes de una víctima que muera a causa de un accidente de automóvil, con pagos de hasta $10,000, según sea el caso de cada dependiente y elegibilidad. De esta forma se reducen los trágicos efectos sociales y económicos producidos por los accidentes de tránsito sobre la familia, y demás dependientes de la víctima, previniendo que estos queden en total desamparo económico.

En ACAA llevamos 49 años comprometidos con tu salud y ofreciendo servicios de calidad al pueblo. Por eso estaremos visibilizando aún más nuestros esfuerzos de prevención, educación y provisión de servicios, para que cuentes con información clara cuando más la necesites. Recordemos la importancia de asegurar lo más valioso: nuestra vida.

Otras columnas de Lersy Boria Vizcarrondo

💬Ver 0 comentarios