Víctor García San Inocencio

Tribuna Invitada

Por Víctor García San Inocencio
💬 0

El desahucio 2019-2020

APuerto Rico lo desahucian hace tres años y se juega su viabilidad. Estados Unidos asumió que no somos nada, excepto súbditos coloniales privados individual y colectivamente de sus derechos fundamentales. Manda aquí su Congreso y una Junta de Control -Estrangulamiento- Fiscal.

Promesa y su Junta apoyadas a lo papagayo caen en el desfavor. La Junta y el gobierno colonial guiñapo se complementan. A poca gente importa que se balancee un presupuesto inequitativo que está hipotecado a favor del usurero y de los buitres para pagarles una deuda bastarda o inexigible. Cada vez más, son menos los que creen que para Puerto Rico sea conveniente regresar al mercado de bonos. ¿Para qué? ¿Para qué se cometan impunemente las mismas fechorías prestatarias para que los bonistas cobren, y para que malgasto e inequidad sigan cundiendo en el eterno retorno del gobierno a la quiebra? El desahucio es patente: éxodo, reducción de nacimientos, desplazamiento y “gentrification”, pérdida de confianza en las instituciones y su autodestrucción; devaluación del discurso e imaginario, y en la proliferación —justificada trágicamente— de narrativas de la impotencia.

Mientras, la orfandad es enorme para el ciudadano despojado de sus derechos fundamentales. Las noticias sin significado portan discursos alucinantes y anestesiantes. En la falta o la invisibilización de un discurso conceptuoso, imaginativo y contestatario que invite a la reflexión e introspección, radica el desahucio mayor. Esta carencia construye el sumidero de la devaluación ciudadana, política y convivencial. Su manifestación más ritual es el proceso electoral que también va siendo desahuciado.

La promesa de Promesa acabó. Las ideas perdieron su valor. Los ventrílocuos manoseadores de opinión se valen de “políticos” que si tienen buena fe, llevan sin duda, una terrible carga de inconsciencia. La “clase política” — hay excepciones, quizás porque aunque electos, nunca han sido de la clase política— también ha sido desahuciada. El demoledor trabajo del mercado sin bridas, anida a sus anchas en esta colonia, pero algunos ingenuos se ganan la vida repitiendo que somos una democracia, cuando lo que impera es la dinerocracia, la ventajocracia y la hipnocracia.

Hace falta un vuelco político, elevarse sobre los empobrecimientos y desahucios que el mercado y el colonialismo nos imponen. Muchos son, o aspiran a ser intermediarios a cambio de migajas que caigan del banquete contractual federal. A estos el miedo al miedo, la inseguridad, y el miedo a sí propios les ha comido el alma haciéndolos incapaces de exigir. Desconocen lo que gobierno es, cómo se gobierna y cómo inspirar a la gente. Por ello el desahucio 2019-2020 se dirige hacia las premisas falsas, estilos huecos y campañas de pacotilla; desahuciando falsedades, falsarios y negadores de profesión.

No hay una sola noticia vergonzosa de “nuestra” política, que no tenga por raíz un profundo alejamiento de la ética y de la verdad. La moral social ha sido desplazada por el mercado rentista; y el bien común ha sido desplazado por el bien de los potentados. Esto seguirá empeorando, si no se logra articular en el 2019-2020 otro tipo de desahucio, esta vez a favor de la dignidad, la justicia, la descolonización y la libertad como tiene que ser.

Otras columnas de Víctor García San Inocencio

sábado, 3 de agosto de 2019

Borrasca de una guerra interna

El Profesor Víctor García San Inocencio analiza la situación legal de Pedro Pierluisi como gobernador a luz de las luchas de poder dentro del PNP.

viernes, 2 de agosto de 2019

Gobernador a la cañona

Víctor García San Inocencio declara que los juegos y estrategias jurídicas y politiqueras agrandan el clima de incertidumbre en Puerto Rico

sábado, 27 de julio de 2019

Praxis y realismo luego del primer asalto

Víctor García San Inocencio señala que la simple salida o expulsión del gobernador podría significar simplemente una muda de ropa, nunca de piel, ni de médula sistémica colonial

💬Ver 0 comentarios