Fernando Cabanillas

Consejos de cabecera

Por Fernando Cabanillas
💬 0

Inmunoterapia: ¿para ricos o pobres?

Una nueva modalidad de inmunoterapia causó la desaparición de todos los tumores en una mujer con cáncer de mama metastásico. La paciente, de nombre Judy Perkins, mostraba resistencia a todos los tratamientos que le habían administrado y había sido declarada terminal. Solo le quedaban semanas de vida. La gran mayoría de los tumores malignos de mama cuando metastizan, ya se consideran incurables, particularmente el tipo de cáncer de mama que tenía Perkins. Sin embargo, ya lleva 42 meses libre de cáncer desde que inició su nuevo tratamiento experimental.

Un trabajo publicado en la prestigiosa revista Nature Medicine por científicos del Instituto Nacional de Cáncer, describe con lujo de detalles el tratamiento que se le administró. 

Ella misma explica: “Hoy no tengo evidencia de enfermedad. ¿Estoy curada? Dado que cada paciente que ha respondido a esta nueva terapia hasta ahora ha permanecido en remisión, creo que estoy curada, y así es como estoy viviendo mi vida. La urgencia que sentí de poner en orden todos mis asuntos antes de morir ha desaparecido”.

Sumamente dramática la narración. Pero no obstante es real. Claro, una golondrina no hace verano y no garantiza que este tipo de resultado se repita frecuentemente. Sin embargo hay algunas otras golondrinas además de esta. El doctor Steve Rosenberg y sus colegas del Instituto Nacional de Cáncer también han tenido resultados impresionantes con esta nueva modalidad de inmunoterapia denominada “TIL” para tratar otros tipos de cáncer metastásico: colorrectal, conducto biliar y cervical. Las respuestas antitumorales han fluctuado entre 15% a 50%, dependiendo del tipo de tumor.

La disciplina de la inmunoterapia fue motivo del premio Nobel de Medicina de 2018. Este tratamiento ha cambiado el panorama para muchos pacientes con tumores como melanoma, enfermedad de Hodgkin, cáncer de pulmón, vejiga, riñón, además de cabeza y cuello. Sin embargo, esta modalidad no ha sido muy eficaz en combatir otros cánceres comunes como los que surgen del tracto gastrointestinal, al igual que los de mama, páncreas y ovario. Por esa razón es necesario explorar nuevas formas de inmunoterapia. Es precisamente por esto que el caso de Perkins es tan importante. Es una lúcida representación de la capacidad de este nuevo tratamiento… si aprendemos a explotarlo al máximo. “Tiene el potencial de tratar pacientes con cualquier tipo de cáncer”, afirma Rosenberg. ¿Cuáles son las bases de esta nueva inmunoterapia? Primero un poco de trasfondo.

Cuando examinamos los especímenes de un cáncer bajo el microscopio, notamos que muchos están invadidos por unas células que llamamos linfocitos infiltrantes de tumores (abreviado como “TIL” en inglés). Estas células pasan desde la sangre hasta el tumor conel fin de atacarlo. Sabemos que estos TIL llevan a cabo una función inmune importante y muy deseable. Esto provoca una pregunta: ¿cómo es que los TIL logran invadir los tumores, pero no siempre tienen éxito en aniquilarlos? Vamos aprendiendo sobre la marcha y esta interrogante todavía no la hemos resuelto completamente.

Este nuevo tratamiento enfrenta serias limitaciones: multiplicar los TIL es un procedimiento complicado, lento e individualizado. Además, si no los estimulamos, no funcionarán debidamente. El doctor Rosenberg ha desarrollado un método para superar estas limitaciones y está particularmente entusiasmado con su potencial para tratar un “sucio difícil”:  los tumores que hasta ahora no han respondido bien a la inmunoterapia tradicional.

El primer paso es estudiar el ADN del tumor en busca de mutaciones. En el caso de Judy Perkins, los investigadores encontraron 62 mutaciones que producían proteínas anormales. El segundo paso fue aislar los TIL. Luego, los analizó para determinar su capacidad de reconocer y atacar las proteínas mutadas del tumor. Comenta Rosenberg: “Es irónico que estas mismas mutaciones que causaron el cáncer sean el talón de Aquiles que nos permite su destrucción. Aislamos estos linfocitos del tumor, los estimulamos en enormes cantidades y se los devolvemos a la paciente. Fabricamos alrededor de 90 mil millones de células para Judy Perkins”.

Aunque los resultados son sin duda prometedores, especialmente debido a los bajos niveles de toxicidad que los pacientes han experimentado en comparación con las quimioterapias convencionales, es necesario más investigación y también aprender cómo identificar las mutaciones más deseables para dirigir los linfocitos “combativos” hacia ellas.

Este es sin duda el tratamiento de cáncer más personalizado imaginable. ¿Cuán práctico es producir una terapia completamente personalizada para cada paciente? Según Rosenberg, “si encuentras algo que funcione, ya sea complicado o no, el genio de la industria encontrará la manera de hacerlo funcionar en mayor escala”. De hecho, varias compañías ya están realizando pruebas para las terapias TIL, incluyendo Bristol-Myers Squibb y Iovance Biotherapeutics. Actualmente se están realizando ensayos clínicos de TIL para melanoma, cáncer de cuello uterino, pulmón e incluso glioblastoma, un tumor cerebral notoriamente difícil de tratar, y cáncer de páncreas, entre otros.

Pero me permito contestarle al Dr. Rosenberg que al número de “genios” millonarios en la industria no necesariamente les interesan los pacientes pobres. Auguro que en unos años podremos proclamar la victoria final contra todos los cánceres… pero solo unos pocos adinerados podrán pagar por estas curas personalizadas. ¿Cómo es que le llaman a ese tipo de victoria? ¿No es algo así como victoria pírrica?


Otras columnas de Fernando Cabanillas

domingo, 13 de octubre de 2019

Perros para un buen corazón

El doctor Fernando Cabanillas comenta dos estudios sobre la posesión de perros y la salud de las personas

domingo, 29 de septiembre de 2019

Emborracharse sin querer

El doctor Fernando Cabanillas argumenta sobre la enfermedad del hígado graso no alcohólico

domingo, 22 de septiembre de 2019

Reemplazo hormonal y cáncer

El doctor Fernando Cabanillas discute hallazgos de estudios sobre la terapia hormonal y el riesgo de cáncer

💬Ver 0 comentarios