Benjamín Bolaños Rosero

Tribuna Invitada

Por Benjamín Bolaños Rosero
💬 0

La incursión de alérgenos y polvo de África en Puerto Rico

En el laboratorio de Micología del Recinto de Ciencias Médicas, hemos establecido los calendarios de pólenes y esporas de hongos de Puerto Rico por los pasados 12 años.  Los pólenes de árboles abundan tanto en la época seca (enero-marzo) como en la época de lluvias, disminuyendo en el verano. Las esporas de hongos se presentan durante la época de lluvias (abril-mayo y de septiembre a noviembre).  En contraste con los pólenes y esporas de hongos que se originan en Puerto Rico, en el verano nos llegan procedentes de África incursiones de polvo que depositan millones de toneladas de arena sobre el Caribe. Normalmente, cuando llega el polvo de África, los niveles de pólenes están bajos y las esporas de hongos disminuyen sus niveles en San Juan debido a la acción desecante de la arena del desierto en la atmósfera.  Por lo tanto, durante las temporadas de pólenes y esporas inhalamos un material potencialmente alergénico, que puede desencadenar el asma y las alergias en personas susceptibles. En el verano, inhalamos un material grueso de cuarzo, calcita y otros minerales de la arena de los desiertos de África que puede producir irritación de las mucosas en las personas expuestas.

En el verano del 2017, estamos recibiendo el polvo de África como de costumbre, sin embargo, ha sido un verano muy lluvioso y la humedad que se produce neutraliza su efecto desecante. Por lo tanto, hemos visto niveles altos e incluso de alerta roja en presencia de polvo de África en agosto.  La presencia de este material irritante podría potenciar el efecto de los alérgenos (esporas de hongos o pólenes) resultando en un aumento de los casos de asma, rinitis alérgica y conjuntivitis. Esto se observó en estudios clínicos llevados a cabo en Japón por la mezcla de arena de desierto de Gobi en Asia y niveles altos de pólenes. Dado que la presencia simultánea de niveles altos de materiales irritantes (arena del desierto) y niveles altos de alérgenos en el aire exterior es raro, no se han hecho este tipo de estudios en Puerto Rico.  Sería importante demostrar si aquí, al igual que en Japón, la mezcla de niveles altos de irritantes y alérgenos es peor que cada uno por separado (sinergismo) como factor desencadénate de asma y alergias. Esto es lo que hemos experimentado en este mes de agosto. Habrá que esperar los datos de reclamaciones de servicios médicos para saber si hubo un aumento de gastos médicos por asma en este mes de agosto, 2017.

El polvo de África y los alérgenos del exterior, se generan por causas naturales sobre las cuales no tenemos ningún control, siendo la mejor manera de controlar el asma y las alergias evitar la exposición a los desencadenantes, parecería imposible ya que no tenemos control sobre ellos. Aprovechando el hecho de que tanto las esporas de hongos como los pólenes en Puerto Rico se generan en la noche y la madrugada es posible disminuir la exposición a ellos utilizando un purificador de aire con filtro HEPA mientras se duerme. Otro mecanismo de control sería la adherencia de los medicamentos de control y mantenimiento del asma prescriptos por el médico. Minimizando la exposición a los desencadenantes y usando los medicamentos teóricamente se controlarían el asma y las alergias en Puerto Rico.

Otras columnas de Benjamín Bolaños Rosero

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Ciclones y esporas de hongos

Luego de un verano muy lluvioso que ha mantenido niveles records de esporas en los meses de junio a agosto, justo al comienzo de la temporada de esporas de hongos en Puerto Rico, tuvimos el impacto del paso indirecto del huracán Irma

💬Ver 0 comentarios