Jorge Farinacci Fernós

Tribuna Invitada

Por Jorge Farinacci Fernós
💬 0

La negociación colectiva como instrumento de justicia

He notado un patrón mis columnas. Noto que identifico una acción del gobierno, discuto brevemente su trasfondo histórico y cito alguna disposición constitucional que aparenta contradecir dicha acción. Me siento como un disco rayado. Pero el problema es que las violaciones constitucionales no se pueden ignorar. Ante cada violación de derechos, es necesario que le digamos la verdad al poder. Si el gobierno insiste en no leer la Constitución, nos corresponde a nosotros recordársela.

Hoy discuto la negociación colectiva. Según el gobierno de turno y los patronos, la negociación colectiva es un estorbo para el crecimiento económico. Históricamente, eso no es cierto. Por el contrario, tanto en Puerto Rico como en el mundo, mientras más trabajadores están representados por un sindicato que negocie con el patrono de forma colectiva, más justa es la distribución de la riqueza –producida por los trabajadores, dicho sea de paso- y más efectivamente opera la economía. Eso lo aprendieron los EEUU durante el Nuevo Trato y de esa forma salieron de la Gran Depresión.

Lo cierto es que la negociación colectiva es un estorbo para el poder despótico del patrono en el centro de trabajo. En Puerto Rico vivimos en una democracia, pero todos trabajamos en una dictadura: se hace lo que diga el jefe, y punto. Mediante la negociación colectiva, los trabajadores intentan conseguir lo que no pueden hacer individualmente: lograr mejores condiciones de trabajo.

Ese derecho a la negociación colectiva tiene rango constitucional. Vuelve el disco rayado. El Artículo 17 de la Carta de Derechos reconoce el derecho de todo trabajador de la empresa privada y las corporaciones públicas a organizarse en un sindicato y negociar colectivamente, con miras a conseguir mejores condiciones laborales. En la empresa privada, ese derecho está limitado por una ley federal. Lo único positivo de esa ley federal es que el gobierno de Rosselló no la puede eliminar.

Ya el gobierno eliminó de un plumazo gran parte de las protecciones individuales bajo la Sección 16 de la Carta de Derechos que tienen los trabajadores en Puerto Rico con la Reforma Laboral. Su principal víctima fue el “overtime”. Ahora quieren eliminar los convenios colectivos en las corporaciones públicas, en violación crasa de la Constitución. Mediante la negociación colectiva, la clase trabajadora en Puerto Rico salió de la pobreza. Ahora el gobierno y la Junta quieren dar reversa a esa realidad. No lo podemos permitir.

Otras columnas de Jorge Farinacci Fernós

martes, 28 de agosto de 2018

El extremismo de centro en el debate relevante

El licenciado Jorge Farinacci sugiere cautela con las posiciones de centro al debatir y proponer alternativas en asuntos políticos, económicos, sociales o culturales

miércoles, 18 de julio de 2018

Hace cien años en Puerto Rico

El abogado Jorge Farinacci Fernós presenta el Puerto Rico de 100 años, cuestionando si ha sido erradicado en verdad

💬Ver 0 comentarios