Marisa Vega

Punto de Vista

Por Marisa Vega
💬 0

Madison, identidad puertorriqueña y redes sociales

Desde que Madison Anderson Berríos se coronó como Miss Puerto Rico Universe 2019, la polémica se instaló en las redes sociales. Más que sus atributos físicos o sus posibilidades para ganar el concurso, las discusiones se centraron en su identidad puertorriqueña.

¿Cómo una niña rubia, que casi no puede ni hablar español nos va a representar? ¿Cómo es que la dejan participar en Miss Universe Puerto Rico 2019, luego de haber quedado segunda finalista en Miss Florida USA 2019? ¿Quién le dijo a ella que nos representa?

Por el otro lado tenemos los que indican tajantemente que es puertorriqueña o que nos puede representar porque sangre boricua tiene. Hay a quienes le da igual donde haya nacido, lo importante es que tenga posibilidades reales de darnos la sexta corona. De todo eso y más he leído en las redes sociales.

Su proyección y su presencia en las redes fue trabajada muy asertivamente. De verano para acá, que fue cuando la eligieron, ha ganado muchísimos adeptos y otros han cambiado de posición respecto a ella.

Su mensaje ha girado en mostrar y demostrar cuán puertorriqueña es. En una gran cantidad de fotos la vemos con la monoestrellada en mano, como reafirmándolo. En muchísimas de sus entrevistas y en eventos, tanto en Puerto Rico como en los Estados Unidos, hace referencia a que es puertorriqueña.

Lo repite como un mantra, pareciera que buscando convencer a los que todavía la miran con suspicacia y recelo porque entienden que no debió representarnos. Pues me parece innecesario que tenga que estarlo demostrando. Es Miss Universe Puerto Rico 2019 y punto.

¿Quién es el que certifica si uno es puertorriqueño o no? ¿Es como ella se siente o porque lo dicen los demás? ¿Está en los otros decidir, o en uno? ¿Qué es lo que define que uno es o no es? ¿Cuáles son los parámetros para decir quiénes de los nacidos en la diáspora son puertorriqueños y quiénes no?

Esas y otras preguntas me las hago cada vez que leo algunos comentarios sobre el tema. Y es que, en muchos casos, pareciera que las redes sociales se han convertido en una sucursal de la inquisición; en un paredón. Algunos tienden a atacar todo lo que no va en su línea de pensamiento y eso, es peligroso.

Hay muchísimos nacidos aquí que no se identifican con esta tierra o su cultura y prefieren ser otra cosa. Así que respetemos los sentimientos de los demás que, no importan dónde hayan nacido, viven orgullosos de ser puertorriqueños.

Esta noche Madison nos representa impecablemente como hasta ahora. Si gana el concurso, que confío que así sea, veremos cómo hasta sus depredadores agitarán la monestrellada y darán vítores por nuestra sexta reina. Y es que no hay cosa más maravillosa que sentirse orgulloso por el logro de una de las nuestras. Y Madison, lo es.





Otras columnas de Marisa Vega

💬Ver 0 comentarios