Heidie Calero

Punto de vista

Por Heidie Calero
💬 0

Necesitamos respuestas urgentes ante la pandemia

Puerto Rico está en el ojo del huracán con la pandemia del coronavirus (COVID-19). Más que nunca, necesitamos reconocer que las necesidades son inmensas y los recursos muy limitados. Precisamente, esa es la base de la ciencia y arte de Economía - ¿cómo maximizar recursos ante necesidades de salud, de trabajo, de ingresos, de administración pública efectiva, entre otros? Hay que establecer prioridades y no siempre estaremos todos contentos con dicha selección. Esa es precisamente la encrucijada en la que nos encontramos – tomando decisiones de política pública sin suficiente data o al menos sin datos publicados para saber si son efectivas o no.

La epidemia y sus efectos son globales. Los efectos económicos son negativos y dependen de factores tales como: crecimiento económico antes de la epidemia – Puerto Rico lleva ya 12 años de depresión económica, comparado con un fuerte crecimiento positivo en Estados Unidos; Puerto Rico enfrenta una bancarrota por la falta de pago de su deuda pública, comparado con un déficit trillonario a nivel federal en Estados Unidos; Puerto Rico carece de una base de datos actuales sobre el estado del sistema de salud ante la epidemia, comparado con Estados Unidos, que cuenta con modelos y data, que aunque no completa, indica la situación de emergencia a diario en varios estados como Nueva York, California, Nueva Orleans y próximamente Florida.

Veamos algunos de esos datos no conocidos en la Isla y para los cuales hay preguntas sin respuestas. ¿Con cuántas camas de intensivo cuenta Puerto Rico para enfrentar la demanda inevitable de personas contagiadas? Hace un año, la División de Planificación y Estadísticas del Departamento de Salud comenzó a requerir que las facilidades de salud en Puerto Rico, incluyendo hospitales, brindaran información estadística sobre sus camas, tasas de ocupación, empleados a tiempo completo y a tiempo parcial, planes médicos, entre otros. ¿Por qué no se ha hecho una base de datos que nos permita conocer el límite de estos recursos? ¿Es que no tienen el personal, la plataforma estadística o es que no conocen la importancia de esta data para planificar y tomar decisiones de política pública? Necesitamos respuestas del Departamento de Salud.

Puerto Rico tiene un sinnúmero de universidades de primer orden. ¿Dónde está el Recinto de Ciencias Médicas e iniciativas de investigación sobre el coronavirus? En mejores tiempos, Puerto Rico contó con la Escuela de Medicina Tropical y aportó importantes avances para tratamiento de condiciones médicas. ¿Dónde está el Centro de Tecnología en cooperación con varias universidades públicas y privadas para desarrollo de manufactura de equipos necesarios para combatir el coronavirus? Puerto Rico es privilegiado con un centro de farmacéuticas de clase mundial. ¿Cuál es la coordinación entre el gobierno y estas farmacéuticas para manufactura de las pruebas rápidas para detectar el coronavirus? Necesitamos respuestas de las universidades y centros de investigación.

Con la devastación del huracán María en septiembre de 2017, la isla sufrió daños que nuestra firma estimó en $159 billones. Las reclamaciones a las compañías de seguros aún no han sido pagadas en su totalidad. ¿Cuántos negocios contaban con pólizas de interrupción de negocios en Puerto Rico? ¿Cuántas han sido las reclamaciones; cuántas han sido pagadas; cuántas han sido denegadas? Sobre las compañías de seguros de salud, necesitamos conocer su solidaridad respecto al pago de cubiertas médicas y de pruebas relacionadas al coronavirus; necesitamos saber cuántas reclamaciones se han hecho y cuántas se han pagado a hospitales, laboratorios, oficinas médicas, farmacias, entre otros. En momentos actuales, la mitigación económica es importante. Necesitamos respuestas del sector de seguros y del Comisionado de Seguros.

Muchos de nosotros consideramos que el panorama mundial y ciertamente en Puerto Rico será muy diferente a lo que tuvimos en el pasado. Hay que pensar en escenarios de cómo reconstruir nuestra economía – ¿qué actividades económicas debemos estimular? ¿Cómo cambiará nuestra fuerza laboral luego de la pandemia? ¿Qué ocupaciones debemos incentivar? ¿Qué cambios en educación a todos los niveles habrá que hacer? ¿Cómo atemperar nuestra base contributiva a la par que incentivar nuestra economía? Las telecomunicaciones son parte esencial de nuestra infraestructura. ¿Cuáles son los planes de futuro de este sector? La demanda por internet, no solo para negocios, sino para educación y entretenimiento ha crecido exponencialmente. ¿Pueden las redes tolerar este crecimiento sin que se caiga el sistema? Necesitamos contestaciones del sector de telecomunicaciones.

Hasta ahora la respuesta principal a la crisis de salud ha sido el toque de queda incremental en sectores y servicios definidos por el gobierno como no esenciales. Pero, ¿cómo saber si esto es efectivo? Esta política es esencialmente para detener, pero no eliminar, el avance del coronavirus. Mientras todos estamos “guardados”, se supone que se esté reforzando el sistema de salud en anticipación a los casos infectados que sin lugar a duda continuarán en aumento. La mejor defensa es administrar las pruebas del coronavirus y aislar agresivamente aquellos que salgan positivos. ¿Dónde están las pruebas? Somos 3.1 millones de personas en la isla. ¿A cuántos se les ha administrado? Los pocos casos publicados están subestimados. Necesitamos datos relevantes.

Sí, ¡estoy segura de que Puerto Rico lo puede hacer mejor! ¿Por qué no lo hacemos? En mi caso, hago lo que puedo ofreciendo mi análisis económico y opiniones en La Voz de Heidie Calero que está en todas las redes sociales. La economía mundial y la de Puerto Rico cambiará. Necesitamos respuestas.

Otras columnas de Heidie Calero

💬Ver 0 comentarios