Alessandra Correa Rivera

Tribuna Invitada

Por Alessandra Correa Rivera
💬 0

Nuestra diáspora: un 100x35 virtual

Queridos boricuas de la diáspora:

Conozco muy de cerca la preocupación y ansiedad que han sentido en los pasados días. La he palpado en cada conversación con mi hermano, primas y amigos. Los escuchaba llorar de la angustia y por la impotencia tan grande de no saber de los suyos. Esa comunicación diaria con sus seres queridos es la que los mantiene conectados a su islita y fue lo primero que María se llevó.   

Agraciadamente ya la gran mayoría de ustedes ha logrado comunicarse o al menos saber que sus familias están bien y eso los ha tranquilizado, pero sé que dentro de ustedes sigue su inquietud de cómo pueden ayudar a levantar a Puerto Rico.

Los he visto movilizarse y activarse como una sola diáspora y desde acá les agradezco de corazón todo lo que han hecho. Han logrado una gesta histórica en recogido de alimentos, fondos, iniciativas, en fin se han convertido en nuestro 100 x 35 virtual.

Muchos de mis colegas ingenieros, amigos y familiares me llaman en evidente frustración, con gran sentido de impotencia y con insistencia me preguntan: Ale, ¿qué podemos hacer desde acá? Me ha costado mucho darles una contestación precisa porque si algo María se llevó fue nuestra concentración. A los que estamos aquí se nos hace difícil pensar con claridad. Nuestra mente aún está procesando todos los cambios que hemos vivido en tan poco tiempo y la incertidumbre que vivimos es mucha.

Les cuento que si algo bueno tienen las nuevas noches en la Isla del Encanto es que no tenemos televisión ni conexión al internet y, sumado al toque de queda, nos fuerza a pensar y reflexionar bajo el único paisaje que María no se llevó: un cielo lleno de estrellas que brillan más que nunca. 

Ahora que puedo encontrar ese momento de concentración, veo con claridad lo mucho que la diáspora tiene para ayudarnos. Siempre que nos referimos a ustedes hablamos de "la fuga de cerebros". Créanme, si algo Puerto Rico ha sufrido es la pérdida de muchos de ustedes que, aunque están con el corazón en la Isla, emplean sus conocimientos en proyectos que aportan al desarrollo de las afortunadas empresas que los contratan. 

¿Cómo pueden ayudar a Puerto Rico? Nos pueden donar lo más valioso que ustedes tienen: su tiempo y su conocimiento. 

Estoy segura de que hay cientos de profesionales de primer orden, quienes tienen la capacidad de liderar muchos esfuerzos y ayudarnos en las áreas que más necesitamos ahora: telecomunicaciones, salud y planificación, entre otras. Hay tres puntos claves en donde la diáspora puede apoyarnos enormemente:

El primero es levantando una enorme lista de profesionales puertorriqueños y haciéndola pública. Den a conocer cuál es su área de expertise y cómo ustedes entienden que pueden ayudar a Puerto Rico, con cuánto tiempo cuentan y si pueden aportar remotamente o pueden viajar a Puerto Rico. Hay tareas que pueden perfectamente hacerse desde afuera de Puerto Rico y otras que por su naturaleza requerirán que viajen a la Isla.

El segundo punto clave es distribuir esos recursos estratégicamente en diferentes proyectos en donde sus conocimientos puedan hacer la diferencia. Algo de lo que pecamos mucho los puertorriqueños es que duplicamos muchos esfuerzos y ahora mismo no podemos darnos ese lujo. 

Finalmente, necesitamos construir canales adecuados que permitan que estos esfuerzos se materialicen. Ahora mismo el gobierno es un canal que está sumamente congestionado, pero eso no está reñido con que podamos construir puentes paralelos que puedan eventualmente integrarse concertadamente.

El gobierno no tendría dinero para pagarles, pero sé que la mejor paga que pueden tener ustedes es ver a su isla recuperada. No esperen a que nadie los active y les diga por dónde empezar. Actívense entre ustedes mismos. Les aseguro que en esa lista de talentos boricuas estarán todos los recursos humanos que necesitamos. Nos faltan muchos recursos, pero nos sobra el recurso más importante: mentes capaces de levantar a este país dispuestas a poner su tiempo y conocimiento desprendidamente.

💬Ver 0 comentarios