Laura Mercedes Coss Guzmán

Tribuna Invitada

Por Laura Mercedes Coss Guzmán
💬 0

Oscar López ahora es símbolo de victoria

¿A qué realmente le quita dinero cada cadena y empresa que ha decidido “retirar su apoyo” al desfile puertorriqueño en Nueva York de este año? Los que aplauden eso, ¿saben a qué se destinan esos fondos? ¿Alguna de estas empresas ha hablado del racismo, la xenofobia, y la violencia que predica y promueve el presidente de los Estados Unidos contra el mundo? Me parece que si retirarse de la parada puertorriqueña en Nueva York dedicada este año a Oscar López Rivera es un boicot con el propósito de rechazar actos “violentos” o a una imagen que promueve “violencia”, se han quedado bien cortitos en ese discurso cuando se trata de “issues” políticos de la metrópolis.

No me parece que sean las empresas más humanistas ni progresistas, si los juzgamos por su silencio ante tantas instancias en que pudieron asumir ese tipo de postura “pro paz” en los EEUU.

Para mí no son otra cosa que manifestaciones claras y expresas del anti-independentismo puertorriqueño. Está chévere el folklor de la bandera, bomba, plena, salsa y vacilón, hasta que entra un mensaje que despierte la conciencia latina/ boricua y se asome la idea de luchar por la independencia. Y Dios libre de asomar la idea de vencer. Porque lo que pasa es que Oscar ya no es un símbolo de lucha. Oscar se ha convertido en símbolo de Victoria. ¡Con V mayúscula!

Oscar López Rivera resurge como el ave fénix y le toca la conciencia a muchos que dormían. Oscar tiene atención mediática mundial. Tal vez más que mientras estuvo preso. Y habla. Educa. Su excarcelación nos obliga a repasar eventos atroces y trágicos contra el movimiento independentista, que el Imperio ha querido borrar de nuestra historia.

Oscar desafía como una navaja filosa cortando en pedacitos cada ataque contra su persona, su ideal y su lucha. Oscar pone de manifiesto lo que el Gobierno de los EEUU le ha hecho a Puerto Rico desde la invasión de 1898, pero enfatiza en cómo han callado, asesinado y humillado a quiénes lucharon por la libertad.

Oscar nos da alas cuando el apabullamiento del coloniaje nos tenía contra la esquina tirando golpes para sobrevivir y resistir. Su libertad revive y recarga la esperanza de la Independencia para Puerto Rico. Oscar demuestra que un sólo individuo de apenas 5"3, puede, -aún después de haber sido apresado y torturado por el gobierno más “poderoso” del mundo por 35 años-, salir con más convicción, más dignidad y más fortaleza, física y mental, en resistencia y lucha.

Oscar salió predicando amor y unidad para luchar y vencer. Y si esas empresas desean boicotear eso, ¡qué bueno! Ya es hora de que se identifiquen los enemigos de la Libertad. Por lo menos, yo me alegro de saber quiénes son.  

💬Ver 0 comentarios