Wanda Vázquez Garced

Tribuna Invitada

Por Wanda Vázquez Garced
💬 0

Puerto Rico seguro y con justicia

Trabajar y tener como prioridad la justicia para un pueblo es una de las mayores responsabilidades de un servidor público.

Hay que tener presente el dolor de la pérdida de un ser querido víctima del crimen o del narcotráfico. Urge entender el sentir del discrimen, el trato desigual, la marginación. Luchar por erradicar la corrupción, el hostigamiento sexual y la violencia doméstica. Proteger a nuestros niños y ancianos del maltrato y la negligencia. Ganar la confianza de las víctimas de agresión sexual para que señalen a sus agresores.

Todos son enormes retos profesionales y emocionales que enfrentamos y manejamos diariamente.

Para hacer justicia es indispensable conocer lo que siente el que sufre y hacer investigaciones responsables e íntegras, sin desenfocarse por la presión pública. Hay que actuar sin prisa, pero garantizándole los derechos a los presuntos implicados y salvaguardándole el debido proceso de ley y procurar por aquel que entiende que sus derechos han sido violentados. Lo anterior conjugado con el dominio del derecho, forjamos un verdadero Departamento de Justicia.

A pesar de recibir el embate del huracán María y, al igual que Puerto Rico en general, somos uno antes y después del 20 de septiembre de 2017, cuando encaminamos una agenda clara y firme para asegurar la protección y apoyo a las víctimas. Este año nuestro empeño no ha sido diferente, aunque con retos mayores.

Realizamos operativos en contra del trasiego de drogas, sacando de nuestras calles a sobre 80 vendedores de drogas y sobre 40 personas que se dedicaban a la venta de armas. El fin no es recuperar nuestras calles porque nunca se las hemos entregado a los delincuentes. Es para proteger nuestros derechos a vivir en una sociedad en paz.

Investigamos y referimos múltiples casos de corrupción gubernamental contra políticos, contratistas y el ambiente universitario al Panel del Fiscal Especial Independiente, que han sido validados con la radicación de cargos.

En el aspecto de la prevención, realizamos actividades de impacto a la comunidad como Gobierno en tu Pueblo en Cataño y Adjuntas con el fin de allegar los servicios de Justicia y de otras agencias a la ciudadanía. Junto a la Fiscalía Federal, la empresa privada y otras agencias se creó el “Elderly Task Force”, que nos llevó a visitar más de 500 hogares y égidas, proveyendo ayuda directa a más de 10,500 personas afectadas por María. En este esfuerzo palpamos las necesidades, la soledad y la desesperanza que hay entre las personas de la tercera edad y de que no solamente estamos para impartir justicia en los tribunales, sino para velar porque se les haga justicia a las poblaciones vulnerables.

Nuestra sede fue declarada pérdida total a consecuencia del huracán, pero seguimos trabajando con el mismo ímpetu. Alrededor de 700 empleados comprometidos con su trabajo están ubicados en distintas agencias. Fiscales, abogados y el personal en general se enrollaron las mangas, dejaron atrás el escritorio y las salas de los tribunales para dedicarse a ayudar a levantar a Puerto Rico. Fue impresionante ver como policías, fiscales y jueces trabajaron mano a mano, desde las comandancias de la policía ante la pérdida de sus centros de trabajo, quedando demostrado el compromiso con la justicia.

En el 2018, venimos con más fuerza, con más ímpetu en nuestra misión, sin dejar de ser sensibles con nuestro prójimo y velando porque Puerto Rico no solamente se levante, sino que siga adelante de una manera segura y con justicia. Ese es mi compromiso.

Otras columnas de Wanda Vázquez Garced

💬Ver 0 comentarios