Carlos Rosa Rosa

Periodista

Por Carlos Rosa Rosa
💬 0

Una toalla: el arma secreta de "Sugar" Díaz

Además de los spikes y del guante, una toalla se ha convertido en una pieza esencial dentro del equipaje del cerrador boricua de los Marineros de Seattle, Edwin “Sugar” Díaz, durante esta temporada en las Grandes Ligas.

Sí, una toalla.

Tras el paso del huracán María en septiembre del pasado año, los Marineros le ofrecieron a Díaz la oportunidad de permanecer en Seattle y entrenar en las cómodas instalaciones de la organización. Era un ofrecimiento lógico ante la enorme devastación en la isla por el azote de María, especialmente, en su pueblo natal de Naguabo. Díaz declinó la invitación y tan pronto finalizó la temporada, viajó a la isla.

No eran las condiciones adecuadas ante la falta de agua y electricidad, pero el taponero de los Marineros decidió establecer su ‘campamento’ de entrenamiento en el área este del país. Fue uno de los pocos boricuas establecidos en las Mayores que entrenó a tiempo completo en la isla, antes de reportarse a los campos en febrero. Por las mañana entrenaba en la pista de Fajardo y en las tardes practicaba en el parque de Loíza.

¿Y la toalla?

Resulta que Díaz viajaba a Loíza para entrenar bajo la tutela del exlanzador de las Mayores, José “Iche” Santiago. Y ambos entendían que debían trabajar en la mecánica para reducir la cantidad de boletos gratis.

En 2017, Díaz dio 32 bases por bolas en 66 entradas con 34 salvados. Y uno de los ejercicios que trabajaron fue con la toalla, con el objetivo de perfeccionar el punto donde debe soltarse la pelota en cada lanzamiento. En vez de tomar una pelota, Díaz tenía una toalla y simulaba lanzar hacia el plato. “La toalla ayuda para darle explosividad al brazo –como si fuera un látigo- y para trabajar el point release. Uno suelta la bola al frente y no detrás de uno. Fue algo que trabajamos y me siento contento por su éxito este año”, dijo ayer Santiago.

Hasta ayer, Díaz solo había dado 15 boletos gratis en 62 innings con 48 rescates —una marca para un boricua. “Todavía sigue usando la toalla. Hablamos todos los días y siempre buscamos la perfección”, dijo Santiago. Así que a los jovencitos que vienen subiendo en el béisbol, una toalla puede ser una herramienta al éxito.

Otras columnas de Carlos Rosa Rosa

sábado, 10 de noviembre de 2018

El pecado de ser DH en las Grandes Ligas

Sin duda, la exclusión del bateador designado de los Medias Rojas de Boston entre los tres finalistas para cargar con el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana fue el tema caliente en el béisbol de las Grandes Ligas en los pasados días.

sábado, 27 de octubre de 2018

Charlie Montoyo: titán de corazón

Con unas manos prodigiosas en el segundo cojín, el entonces narrador de los Titanes, Layo Hernández, llamó a Charlie Montoyo como el “Niño de Oro”. Producto de las pequeñas ligas de Florida, Montoyo se convirtió el jueves en el cuarto puertorriqueño en convertirse en dirigente en las Grandes Ligas. Fue nombrado como el nuevo piloto de los Azulejos de Toronto.

sábado, 15 de septiembre de 2018

Injusto que castiguen a unos y a otros no

Me refiero a la política adoptada por la Federación de Baloncesto de Puerto Rico a la hora de determinar si penaliza o no a un jugador que no responde a un llamado del programa nacional.

💬Ver 0 comentarios