Milagros Rivera Watterson

Punto de vista

Por Milagros Rivera Watterson
💬 0

Urge evitar una epidemia entre la población penal

Desde el 17 de marzo por diversos medios hemos manifestado nuestra preocupación por la situación de nuestros confinados ante la pandemia del COVID-19. Como portavoz del Comité de Amigos y Familiares del Confinado, hemos estado haciendo un llamado al secretario de la Administración de Corrección y Rehabilitación, para que se implantase rigurosamente el Protocolo para evitar que la población penal se vea expuesta a contraer el COVID-19. Lo hacemos ya que consideramos que esta población -que en estos momentos consta de poco más de 8,000 confinados- es una de gran riesgo, ya que están aglomerados en espacios cerrados y pueden adquirir la enfermedad vía los empleados, ya que sabemos que las visitas de familiares han sido suspendidas. Hasta nosotros llegó información la semana pasada de personal preocupado porque había guardias penales tosiendo y no se habían tomado las provisiones para que se fuesen a sus casas y guardasen la cuarentena. Ante esta denuncia el administrador ha contestado que actualmente en las instituciones penales se le está tomando la temperatura a todo empleado y a cualquiera que tuviese fiebre o algún otro signo que podría indicar ser portador del virus se le ordena se vaya a su casa en cuarentena. También alegan que siguen todas las medidas sanitarias recomendadas. Hasta este momento no se ha informado ningún caso de contagio.

En la prensa se ha publicado que en los Estados Unidos ya se ha dado un primer caso positivo de un confinado. Ante esa situación, insistimos que esa agencia siga tomando todas las provisiones para que cualquier empleado que tenga tos u algún otro síntoma no se presente a trabajar y que todo confinado que los presente sea aislado inmediatamente. Solo así evitaremos poner en riesgo a miles de confinados. Además, recomendamos seguir las otras medidas sanitarias no solo con los empleados sino también con los confinados, en cuanto al lavado de manos, el uso de desinfectantes de mano, el mantenimiento de distancia, el uso de platos desechables para las comidas y otras medidas necesarias. Los familiares están muy preocupados y para contrarrestar esto urge la información y, sobre todo, la transparencia.

Sabemos de los problemas presupuestarios que tiene esa administración. Por lo tanto, solicitamos a la legislatura que tome cartas en el asunto y asigne lo que sea necesario para que la administración tenga el dinero para adquirir guantes, desinfectante de manos y todo lo necesario para evitar el contagio. También hacemos un llamado al Colegio de Abogados y Abogadas para que se investigue si se está cumpliendo rigurosamente con el Protocolo. Urge evitar una epidemia. 


Otras columnas de Milagros Rivera Watterson

viernes, 13 de marzo de 2020

Protocolos para qué o para quién

Tengo una preocupación con esto de los protocolos. Creo que deben ser precisos, claros y del conocimiento de todas las personas a las que afectarán, plantea Milagros Rivera Watterson

sábado, 15 de febrero de 2020

Loas a una trabajadora social por excelencia

Para Belén Serra Martínez era indispensable que el trabajo social en nuestro país reconociera la manera de ser del puertorriqueño, escribe Milagros Rivera Watterson

💬Ver 0 comentarios