Para los niños, también puede resultar difícil un viaje largo en avión, porque estar en un espacio reducido, amarrado y sin poder moverse, es muy aburrido.

Viajar es un placer. Pero qué pasa cuando se trata de un vuelo largo, de ocho horas o más. ¿te imaginas uno de 16 horas? Sin duda, esos viajes de muchas horas en un avión pueden hacerse interminables. Aquí encontrarás varios consejos de cosas puedes hacer para entretenerte durante el viaje y que éste sea uno más placentero. 

El secreto está en que prepares bien tu maleta de mano, la que va debajo del asiento delantero. Ahí debes colocar todo lo que puedas necesitar en el trayecto. 

No está de más que lleves tu propia manta pequeña, almohada y antifaz para que puedas dormir un rato en el viaje. También puedes tener algunos artículos de higiene básicos, como el cepillo y pasta de dientes pequeños. Y, por supuesto, poner  varias cosas para entretenerte. Puedes tener ahí tu celular o tableta con tus películas o series favoritas, o hasta trabajar un rato en algún proyecto que quieras adelantar. También puedes llevar un libro con información del destino a donde vas y los lugares que puedes visitar, y un libro que tenga sopas de letras, sudokus y palabras cruzadas. Estos son juegos muy entretenidos que harán que el tiempo se te pase volando.  

Muchos aviones, especialmente los de vuelos largos, cuentan con entretenimiento a bordo. Estos  suelen tener una pantalla individual para cada pasajero, con un repertorio de películas e incluso, juegos y música. Ya verás que, entre ver películas, dormir y comer a bordo, se te pasará el tiempo bastante rápido. 

Recuerda que, aparte de que la pases bien y descanses para llegar con ganas y energías a tu destino, es importante que no te quedes sentado todo el tiempo, especialmente en viajes de más de cuatro horas. Es aconsejable que te levantes y camines cada una o dos horas por los pasillos del avión, ya que si no lo haces existe riesgo de desarrollar trombosis venosa profunda (TVP). Además, debes hidratarte mucho. 

Cuando viajamos con niños

Para los niños, también puede resultar difícil un viaje largo en avión, porque estar en un espacio reducido, amarrado y sin poder moverse, es muy aburrido. Así que, como adultos, debemos pensar en esto e ir preparados para entretener a los niños, sobre todo, en los viajes largos.

Antes de viajar, prepárales una mochila con varios juegos con los que se puedan entretener los menores en el avión y puedan variarlos. La mochila puede contener: un libro de colorear y crayolas, un libro de literatura infantil, un juego de manualidades fácil de manipular, un juego para construir (preferiblemente de imanes) y un juego de mesa para que juegue solo o con otra persona. El juego puede ser de cartas, para que jueguen “Guerra”. En este juego, se reparten las cartas entre dos y nadie puede verlas. En cada ronda cada jugador levanta una carta y gana la más alta.Si las cartas resultan iguales, se ponen tres boca abajo y se levanta una. Eso es “Guerra”. Gana la carta más alta. El juego termina cuando uno de los jugadores gana todas las cartas. 

También puedes llevarles una “tablet” para que vean películas o jueguen. En este caso, llévales auriculares para evitar incomodar a otros pasajeros.

Además de los juegos que les lleves, pueden tratar varios creativos, tales como: “Veo, veo”. Es un juego de adivinanzas. Le dices “Veo, veo” (algo que esté en el avión y que el menor pueda ver), el niño responde: “¿Qué ves?”. Respondes: “una cosita”. El niño pregunta con qué letra empieza (o color)  -“Empieza por C”. Cuando adivine, le toca el turno al menor. Puedes jugarlo utilizando una de las revistas que haya en el avión o la tarjeta de seguridad, que tiene muchos dibujos  de la puerta de emergencia, cinturones y chaleco, entre otros. Con un papel y bolígrafo pueden jugar adivina lo que pinto o el  “Ahorcado”. En este juego, un jugador piensa en una palabra y por cada letra dibuja una rayita. El otro trata de adivinar, letra por letra, hasta completar la palabra. Cada vez que falle una letra, se van dibujando las partes de una persona y la horca (cuerpo, piernas, brazos, cabeza, palos de la horca y soga al cuello). Si adivina la palabra antes de ser ahorcado, le toca el turno. 

Me encanta jugar a mirar  por la ventana y ver qué figuras se forman en las nubes. A tus hijos o nietos les va  a divertir. Pueden ver conejos, dragones y quizás, hasta castillos en el aire.

Recuerda que también el niño necesita estirarse, levantarse e ir al baño. Llévale otras meriendas, aparte de las que le ofrezca el avión. ¡Buen viaje!


💬Ver 0 comentarios