Grupo de estudiantes universitarios que recibieron becas ambientales de parte de la Fundación Toyota. (Suministrada)

Los fuegos en la Amazona y los catastróficos huracanes como Dorian, son señales urgentes de que hay que actuar contra el cambio climático y ante esa realidad, hoy más que nunca Fundación Toyota continúa aportando a esta lucha, invirtiendo en estudiantes que buscan convertirse en profesionales en carreras relacionadas al ambiente.

Según Saskia Gómez, ejecutiva de relaciones públicas de Toyota de Puerto Rico, este año, tras una rigurosa evaluación, 19 estudiantes universitarios de diversas instituciones en y fuera de Puerto Rico, recibirán becas de hasta  $2,500 para el corriente año académico.  El donativo total suma a más de $45,000 en becas en áreas académicas dirigidas a la protección del medio ambiente. De esos 19 estudiantes, 12 de ellos renuevan su beca y 7 estudiantes la reciben por primera vez. El objetivo de la beca es proveer una ayuda económica suplementaria a estudiantes universitarios para el pago parcial de los costos relacionados con el programa de estudio en el cual se encuentre formalmente matriculado a tiempo completo. 

Saskia Gómez, ejecutiva de relaciones públicas de Toyota de Puerto Rico. (Suministrada)
Saskia Gómez, ejecutiva de relaciones públicas de Toyota de Puerto Rico. (Suministrada)

“Para muchos estudiantes esta beca hace la diferencia entre poder continuar sus estudios o dejar la universidad, debido a las limitaciones económicas que puedan tener ellos y sus familiares. Buscamos prevenir que estos estudiantes se vean obligados a abandonar sus carreras universitarias, y ante los retos ambientales que enfrentamos, Fundación Toyota quiere hacer la diferencia. A los jóvenes lograr sus sueños en sus carreras relacionadas al ambiente, ellos tendrán un impacto en la vida de todos y el planeta Tierra”, dijo Gómez.

Algunos estudiantes hablaron de lo que significa este apoyo.  Para Gabriela A. Dávila Lozada, estudiante de primer año de bachillerato en Ciencias Ambientales en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, esta beca es importante “para el logro de mis metas académicas, porque necesito asistencia económica para comenzar y completar mis estudios en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras. Me ayudará a costear los créditos de mis cursos, los materiales que necesitaré, especialmente en los laboratorios, libros, transportación y alimento. Con esta ayuda, trabajaré para hacer un cambio en Puerto Rico.”             

Por su parte, Nías Hernández Montcourt, estudiante de quinto año de bachillerato en Geografía también de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras, destacó que “el obtener esta beca, me permitirá seguir realizando trabajos de voluntariado en las diferentes organizaciones a las que pertenezco y seguir teniendo nuevas oportunidades junto a otros grupos. Además, significa un gran alivio para mí, que, por la pérdida de mi madre, he tenido que batallar económicamente para lograr permanecer en la universidad. Esta beca, me dará la independencia académica necesaria para sobrepasar estas necesidades económicas. Será un gran motivo para seguir mi camino hacia la maestría e, incluso, esta beca podría ser de mucha ayuda para sustentarme por varios meses”, dijo la joven estudiante.

 

Tras una rigurosa evaluación, 19 estudiantes universitarios de diversas instituciones en y fuera de Puerto Rico, recibirán becas de hasta  $2,500 para el corriente año académico.  (Suministrada)
Tras una rigurosa evaluación, 19 estudiantes universitarios de diversas instituciones en y fuera de Puerto Rico, recibirán becas de hasta $2,500 para el corriente año académico. (Suministrada)

La beca también aplica a estudiantes puertorriqueños que estudian fuera del país.  Ese es el caso de Alexies D. Rivera García, que comenzó su primer año de bachillerato en Biofísica en la Universidad de Pennsylvania. “Esta beca contribuirá a mi desarrollo como futuro investigador científico descubriendo nuevos conocimientos e incorporándolos para el beneficio de los seres humanos, el ambiente y la conservación en Puerto Rico y el mundo. Además, quiero alentar a otros jóvenes que sueñen en grande y entiendan la importancia del desarrollo sustentable”, declaró el joven.

Los estudiantes que reciben la Beca Ambiental 2019 por primera vez son: Estefanía Álvarez Pérez de tercer año en Ingeniería Ambiental de la Universidad Politécnica de Puerto Rico; Bianka J. Cuevas Colón de tercer año en Ingeniería Ambiental de  la Universidad Politécnica de Puerto Rico; Gabriela A. Dávila Lozada de primer año en Ciencias Ambientales de la UPR, Recinto de Río Piedras, Nias Hernández Montcourt de quinto año en Geografía en la UPR, Recinto de Río Piedras; Venus A. Páez Hernández de primer año en Ciencias Agrícolas/Ciencia Animal de la UPR, Recinto de Mayagüez; Víctor M. Jiménez Acevedo de primer año en Geología - Secuencia Curricular en Meteorología en la UPR de Mayagüez; Alexies D. Rivera García, de primer año en Biofísica en la Universidad de Pennsylvania.

Se unen a ellos: Hennessy Bas Concepción, quien cursa su quinto año en Ingeniería Mecánica en la Universidad de Rio Piedras, Recinto de Mayagüez, Mariela Encarnación Ojeda, estudiante quinto año en Ciencias Ambientales en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río Piedras; Ana V. García Rosa, estudiante de tercer año de Global Environmental Change and Sustainability en Johns Hopkins University; Jonathan González Flores, de segundo año en Ciencias Agrícolas/Horticultura en la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Mayagüez; Darinel J. López Feliciano de segundo año en Ciencias Agrícolas/Agronomía en UPR, Recinto de Mayagüez; Jesús G. Lugo Flores de cuarto de Ciencias Agrícolas/Extensión Agrícola en UPR, Recinto de Mayagüez; Jairelisse Morales Morales  de cuarto año de Biología General, de la UPR de Humacao; Andrea I. Muñoz Ramírez de tercer año Protección de Cultivos de la UPR en Mayagüez; Génesis N. Roldán Hernández de segundo año en Ciencias Ambientales en la UPR de Río Piedras; Verónica Soler Fernández, de tercer año en Biología Marina en Eckerd College, St. Petersburg Campus, Florida; Adalberto L. Ubiñas Romero, tercer año en Biología Marina Costanera en la UPR Recinto de Humacao; Gerardo R. Vázquez Rodríguez de segundo año, en Ingeniería Química en la UPR, Recinto de Mayagüez.


💬Ver 0 comentarios