La compañía está consciente de que la reapertura de Xcaret no traerá de vuelta a la marea acostumbrada de turistas, pero su vuelta al mercado es una declaración de confianza y esperanza en el futuro. (Unsplash)

Con una inversión inicial de unos $435,000, el Grupo Xcaret se prepara para la reapertura de su parque ecoturístico, insignia de la firma, y del hotel Xcaret México, en la Riviera Maya, bajo la aplicación de un modelo que ha denominado "Xeguridad 360º Xafety", que asegura, brindará garantías de seguridad y sanidad para colaboradores, proveedores, aliados y turistas.

El modelo es fruto del trabajo colaborativo que, desde el confinamiento, realizó el personal de la empresa, que se ha declarado lista para reactivar operaciones a partir del 1 de junio, siempre y cuando se tenga la señal de arranque por parte de autoridades federales y estatales, indicó Iliana Rodríguez, directora de Sostenibilidad de Xcaret.

“Estamos listos para iniciar el 1 de junio, pero eso no significa que ese día vamos a abrir. Nosotros somos muy respetuosos de lo que determinen las autoridades y nos vamos a sujetar a eso. Nosotros estaremos preparados para esa fecha, pero si deciden otra, nos ajustaremos a ello”, indicó, al agregar que en una primera etapa sólo se abrirá el Parque Xcaret y el hotel Xcaret México.

Con una recepción de 6,000 personas por día y una capacidad instalada para atender a 12,000 en el parque, la compañía está consciente de que la reapertura no traerá de vuelta a la marea acostumbrada de turistas, pero su vuelta al mercado es una declaración de confianza y esperanza en el futuro, luego de sortear crisis similares, aunque nunca iguales, expresa la ejecutiva.

“No hay manera de saber cuántas personas recibiremos en una primera etapa, pero lo que sí sabemos es que primero vendrá el turismo mexicano, el local, el peninsular y les vamos a esperar con los brazos abiertos”, sostiene.

Sobre si los costos se verán compensados -$435,675 en una primera fase para la compra de equipos, productos e insumos- Rodríguez admite que, en principio, “nos saldrá más caro abrir. Pero es un tema de conciencia gremial y de compromiso con el destino, para crear confianza y que los flujos turísticos regresen”.

También reconoce que, si bien este año ha sido difícil, el próximo no dejará de serlo. “Creemos que tardaremos un año y medio o dos en recuperar los flujos de turismo que teníamos en 2019”, dice, sobre un año que cerró con 85% de ocupación en sus siete parques y hotel.


💬Ver 0 comentarios