Disney Dream tuvo que cancelar su ruta por el paso del huracán Dorian. (Imagen de Disney Cruise Line)

Este es tema para una nota todos los años, porque si bien hay temporadas de huracanes muy tranquilas y sin amenazas, hay otras como esta, que pinta muy activa.

El paso y los daños del huracán Dorian no se limitaron a las Bahamas, aunque lo ocurrido en la isla fue una situación extrema y muy triste.

El huracán también provocó que se alteraran miles de planes de viajes, aun de personas que no viven en el Caribe o que no viajarían a las Bahamas. Y esto, pone de manifiesto de nuevo, la importancia del seguro de viajes con una cobertura de huracán, algo que no todas las pólizas incluyen. El seguro de viajes siempre hay que verlo como una inversión, pues es lo único que le garantizará si tiene la póliza adecuada, que no perderá todo lo invertido. Para esto, consulte con su agente de viajes o línea de cruceros.

Dorian trajo no solo cambios de ruta, incluyendo pasar un día adicional navegando o sustitución de puertos. El impacto va más allá, porque provocó cientos de vuelos y viajes en barcos cancelados como el Disney Dream y el Norwegian Breakaway. Además, otros viajes se acortaron, como fue el caso del Allure of the Seas.

Hay que recordar que todos los puertos de Florida se cerraron, al igual que varios aeropuertos. Hubo casos que en vez de terminar en Miami, tuvieron que terminar en Nueva Orleans, lo que trastoca los planes y bolsillos de los pasajeros, que tienen que asumir la mayor parte de esos gastos extras. Otros pasajeros decidieron no viajar, por la incertidumbre que representaba dejar sus casas sin protección, ya que no tuvieron tiempo para prepararse y muchos, perdieron su dinero.

Las líneas de crucero no les cobrarán si ellas mismas deciden cancelar el viaje; le devolverán lo pagado por completo; también les darán un crédito si hay que reducir la duración de la travesía. Tampoco les cobrarán extra si el viaje se extiende y se tiene que quedar uno o varios días más navegando, pero el pasajero sí tiene que correr con gastos extras como boletos aéreos, cambios de boletos, noches de hotel adicionales o cancelaciones y penalidades que tenga por algún servicio contratado fuera del barco y no usado como parte de sus vacaciones.

El contrato del crucero lo establece, pero muchas veces no se leen esas “letras chiquitas”, y hemos visto muy buena fe de parte de las líneas de crucero en ayudar, en ciertos casos al no cobrar penalidades y en dar crédito por estos fenómenos, pero su obligación es limitada a lo que dice el contrato, y la política depende de cada línea de crucero.

¿Vale la pena correr el riesgo y viajar en temporada de huracanes? La respuesta seguirá siendo que sí, porque los precios son fantásticos (a veces casi la mitad de la temporada alta) y hay muy buenos incentivos, pero siempre y cuando se tomen las medidas necesarias. Esto incluye comprar un seguro de viajes completo y siempre tener disponible un dinero extra para emergencias. Aun con esto, seguirá ahorrando dinero si compara con el mismo viaje en otras fechas.


💬Ver 0 comentarios